Ir al contenido principal

Una boda de película

Los protagonistas de la boda del año: el príncipe Enrique y Meghan Markle. El escenario: la capilla de San Jorge del castillo de Windsor. Y la estrella de la ceremonia religiosa: el arzobispo Michael Curry, conocido por sus discursos a favor de la justicia racial y por la igualdad del colectivo LGTB. Curry está casado, tiene dos hijas, incluso se ha mostrado a favor del movimiento #MeToo, contra el acoso y los abusos sexuales a mujeres. 

El príncipe Enrique y Meghan Markle, los duques de Sussex
El arzobispo Michael Curry 
La expectación era enorme. Fue una boda sencilla, diferente, multirracial y con un coro afroamericano que interpretó la emblemática 'Stand by me' de Ben E. King. 

Coro gospel cantando 'Stand by me'
Cabe destacar las ausencias de la realeza europea y de la familia de la novia, que contrastan con el gran número de invitados de renombre: Oprah Winfrey, Elton John, David y Victoria Beckham, James Blunt, James Corden, George Clooney y Amal Ramzi, Serena Williams, Priyanka Chopra o el elenco de la serie 'Suits'. En total más de 2.000 invitados, de los que solo 600 pudieron entrar a la capilla de San Jorge. 

Doria, la madre de Meghan
Invitados de la boda real 
La familia real británica se hizo cargo de los gastos del enlace, entre ellos los relativos al servicio religioso, la música, la decoración floral y la recepción. 

5.000 periodistas y 80 medios internacionales cubrieron ayer sábado el enlace real del príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II. A eso de las 12 (las 13 horas en España) Markle se dejaba ver con un elegante y minimalista vestido blanco, diseñado por Givenchy, y un largo velo ajustado por una preciosa tiara de diamantes que pertenece a la reina. 

Los duques de Sussex
El hijo de Lady Di optó por un uniforme de caballería. Tanto él como su hermano lucieron los típicos guantes blancos y el sombrero distintivo de la caballería del ejército. 

Fue una boda de película, diferente, adaptada al siglo XXI, de las que pasarán irremediablemente a la historia. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

Refranes y dichos populares

Se dice que 'A quien madruga Dios le ayuda', que 'De tal palo tal astilla', que 'Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer', que 'En abril, aguas mil' o que 'Mejor solo que mal acompañado', ¿no es así? Se trata de frases creadas a base de la filosofía popular que se aplican muy a menudo en la comunicación, objetivo principal de la enseñanza. 
Los refranes siempre tienen razón. Son frases breves, muy repetidas y transmitidas generación tras generación. En ellas se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza. 
Lo cierto es que el origen de los proverbios es muy antiguo, han existido siempre. Los primeros escritos y recogidos de la tradición popular se remontan a la Edad Media. Sin embargo, no fue hasta el Siglo de Oro español (1492-1659) y el siglo XIX cuando el refrán alcanzó su plenitud. Es por eso que los refranes tienen una historia muy larga y prácticamente están presentes en todas las lenguas del mundo. Constituyen un…

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…