Ir al contenido principal

El cacareo de Netta seduce a Europa

La israelí Netta Barzilai es la última en hacerse con el ansiado micrófono de cristal eurovisivo con 529 puntos. Las casas de apuestas lo tenían claro desde el principio, junto a la chipriota Elena Foureira, era una de las grandes favoritas. Su peculiar cacareo gustó desde el primer momento. 

Netta Barzilai, ganadora de Eurovisión 2018 
La flamante ganadora del festival, que también salió de un talent show, dice que compitió con ella misma. El mensaje de su canción es un canto a la independencia femenina. 'Toy' incluye frases como "mujer maravillosa, nunca olvides que eres divina" o "son ellos los que se arrepentirán". 


Con Netta son cuatro las victorias que suma Israel en la historia de Eurovisión. Su triunfo fue más que merecido y el festival fue otro gran espectáculo musical. 

Escenario del Altice Arena de Lisboa 
El Altice Arena de Lisboa se llenó de magia con la lírica y el vestido impresionante de Estonia. Tampoco faltó la energía de Chipre, la sensibilidad de Alemania ni la veteranía del noruego Alexander Rybak, ganador de Eurovisión en 2009. Finlandia puso el mundo al revés, Suecia jugó con la espectacularidad y la iluminación, y el trío musical de Moldavia conquistó con su divertida puesta en escena. El apoyo a los refugiados de Madame Monsieur (Francia) o el mensaje italiano de paz también se escucharon con fuerza. 






El momento más inesperado de la noche: la irrupción de un espontáneo en mitad de la actuación de SuRie, la representante de Reino Unido. 

Le arrebató el micrófono durante unos segundos
La emoción vino de la mano de Salvador Sobral, ganador del festival en 2017, y Caetano Veloso. Ambos detuvieron el trepidante ritmo de la noche al interpretar 'Amar pelos dois'. 


¿Y España? La actuación de Amaia y Alfred fue impecable, emotiva, brillante, pero no convenció a Europa y quedó en el puesto 23 con 61 puntos. 


¿Está nuestro país infravalorado en Eurovisión? ¿Era la canción más adecuada tras el 'Amar pelos dois' del pasado año? ¿Influye la posición en la que se actúa? Ya lo dice Amaia: "El puesto es una mierda, pero no pasa nada". 

¡Qué difícil es acertar! Sea comercial o no, la propuesta de Netta me encanta. Cululoo, cululoo... 

Netta Barzilai tras ganar Eurovisión 2018

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…