Ir al contenido principal

La icónica bola de Times Square

La celebración de Nochevieja es uno de los actos más esperados del año en muchos lugares. Si aquí en España tenemos la costumbre de comer doce uvas a medianoche, en la emblemática y siempre abarrotada Times Square de Nueva York lo festejan de manera bien distinta. El descenso de una gigante bola de cristal marca el comienzo de un año nuevo desde 1907. 

Nochevieja en Times Square
Siete horas antes de las doce, la popular intersección de Manhattan acoge grandes actuaciones musicales para el millón de personas que acude, todas ataviadas con coloridas bufandas, gorros, gafas y globos. Muchos millones más lo siguen por televisión en todo el mundo. 

Esta Nochevieja la icónica bola de más de cinco toneladas estará cubierta por un total de 2.688 triángulos de cristal, fabricados en la localidad irlandesa de Waterford. La esfera, iluminada por 32.000 luces LED, descenderá por el mástil en un corto viaje de 60 segundos. 

Presentación de la bola de Times Square
Al finalizar la cuenta atrás tampoco faltará el tradicional beso de medianoche, un ritual de amor que, según los supersticiosos, evita 365 días de soledad. 

Y sí, un año después de su fallida actuación, Mariah Carey volverá a cantar en Times Square. Recordemos que la diva del pop fue duramente criticada por su lamentable playback del año pasado. ¿Cantará esta vez en directo? Eso habrá que verlo. 

Mariah Carey el pasado 1 de enero en Times Square
De momento se sabe que la celebración se desarrollará en medio de medidas especiales de seguridad a raíz de los atentados recientes que ha sufrido la ciudad. 


El 31 cierra ciclos y coloca puntos finales. Recibe al nuevo año con alegría, deja que te sorprenda. ¡Feliz 2018! 

Próxima entrada: 2 de enero. 

Comentarios

  1. Mmm... pensé que eso de la esfera solo era evento de un año, ya eso en el pasado, no me imaginaba que era cosa de todos los años XD Valla manera de festejar el año nuevo... Yo en lo particular, me quedo con las Uvas XD
    Un fuerte abrazo y muy buena vibra para este 2018.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Helena, ¡feliz año nuevo! Yo también me quedo con las uvas, al menos comemos fruta. Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…