Ir al contenido principal

Con San Blas al cuello

Ni pastillas para la tos ni miel con limón, lo que realmente evita los males de garganta son los cordones de San Blas.

Cordones de San Blas
San Blas, uno de los santos más populares, nació en Sebaste, Armenia (actual Sivas, Turquía). Fue médico, ermitaño y obispo. Sus reflexiones espirituales le llevaron a retirarse a una cueva solitaria para dedicarse a la oración y a la meditación, llegando a ser muy conocido por su entrega, bondad y sus artes curativas. Su culto se extendió por toda la Iglesia. Durante las persecuciones a los cristianos de principios del siglo IV fue torturado y ejecutado un 3 de febrero, en la época del emperador romano Licinio. 

San Blas, obispo y mártir
Según la historia, San Blas salvó a un niño de morir ahogado por una espina de pescado que se le atravesó en la garganta, de ahí a que hoy sea costumbre invocarle para remediar este tipo de afecciones. En Europa son numerosas las celebraciones a esta fiesta. En Bilbao, por ejemplo, además de adquirir el cordón y bendecirlo en la iglesia de San Nicolás, también se consumen caramelos de malvavisco denominados santiaguitos. 

San Blas en Bilbao
Los cordones de colores bendecidos deben llevarse al cuello durante 9 días, a contar desde el 3 de febrero inclusive. Al terminar, y para que San Blas cumpla su cometido, hay que quemarlos. Es en ese momento cuando uno ya está inmunizado a cualquier enfermedad de garganta. Junto a los cordones y caramelos también se bendicen las tradicionales rosquillas, tortas y galletas. 

Estoy convencido de que los conocimientos médicos del santo tuvieron que ver en la cura de aquel niño, pero en aquella época todo sonaba a milagro. Hoy, quizás, haya que poner más de nuestra parte. Quién sabe. 

Tortas de San Blas

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…