martes, 20 de enero de 2015

Fenómenos inesperados

2014 ha dado para mucho en cuanto a vídeos virales se refiere. Difícilmente podremos olvidar a aquella niña y su pollito, el selfie casi suicida de un joven en las vías del tren, a los actores del musical El Rey León cantando en pleno vuelo o a Bill Gates tirándose un cubo de agua helada por encima. 


Se trata de vídeos o de grabaciones aparentemente domésticas que se difunden rápidamente a través de Internet en apenas unas horas e incluso minutos, vistos por miles o millones de personas a nivel mundial. Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Line o Telegram también favorecen la divulgación de contenidos audiovisuales, para bien o para mal. 
Apenas llevamos 20 días de 2015 y ya hemos conocido los primeros vídeos virales de este año. Hay para todos los gustos. Uno de los más vistos y comentados hasta ahora es, sin duda, la metedura de pata de Canal Sur en las campanadas de Nochevieja, conocido ya como las "uvas interruptus". Pocos días después se difundía otro mucho más emotivo para recapacitar sobre la violencia machista. Este vídeo viral, hecho en Italia, recoge la respuesta de varios niños sobre esta lacra ancestral. El final es sorprendente.
Y la semana pasada, dos hermanos gemelos compartían su homosexualidad a través de su canal de YouTube. Lo más maravilloso es la reacción de su padre. Una conmovedora confesión que nadie debería soportar.


Son tan solo algunos vídeos de los últimos días, habrá más, el año no ha hecho más que empezar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario