Ir al contenido principal

Locos por el ruido

El tráfico y los gritos de la calle, el teléfono, la televisión, los ronquidos del vecino... desde que nos levantamos y a lo largo de todo el día, incluso de noche, vivimos en un ambiente de ruido constante. De hecho, se calcula que cerca de 9 millones de personas en España conviven cada día con niveles de ruido superiores a los 65 decibelios, el nivel máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Aunque ahí no acaba la cosa, somos el segundo país más ruidoso del planeta solo por detrás de Japón. ¡Enhorabuena a todos! 

Mujer que no puede conciliar el sueño
Lo cierto es que sí, el tráfico es el responsable del 80% del ruido urbano en las ciudades, aunque ruido hay en todas partes. Asistir a un concierto sobrepasa los niveles de ruido recomendados, al igual que los 'smartphones' y escuchar música con auriculares. También destacan, cómo no, los ruidos provocados por el botellón, los pubs y las discotecas. 

El ruido puede provocar serios problemas de audición
El problema del ruido también afecta dentro de los hogares, algo tan natural como insoportable. Son muchos los sonidos desagradables que aguantamos día tras día, tales como los gritos procedentes de la calle, los ronquidos del vecino, el volumen molesto de su televisor o los llantos de un bebé. Sin olvidarnos del murmullo de la cisterna, los electrodomésticos, las mascotas y el ascensor, cuyos viajes arriba y abajo generan el 7% de los ruidos en el interior de una vivienda. 

Gentío en plena calle
A pesar de que el ruido no se acumula o mantiene en el tiempo, también causa grandes daños en nuestra calidad de vida. Y es que la sobreexposición al ruido, además de generar contaminación acústica y pérdida auditiva precoz, produce alteraciones momentáneas en nuestra conducta y un elevado grado de estrés que, en ocasiones, puede desembocar en diabetes o enfermedades cardiovasculares. 

Obrero trabajando en plena calle
¿Sabías que el ruido repercute negativamente sobre el aprendizaje y la salud de nuestros niños y hace que nuestra atención no se localice en una actividad específica? Nos guste o no, los españoles somos escandalosos, gritones y tremendamente ruidosos, tal y como se nos pinta. 

Los niños son los más vulnerables al ruido
Entonces, ¿qué medidas podemos llevar a cabo para reducir el ruido en nuestro entorno? Pues muchas. Podríamos evitar la música alta en el coche, utilizar el transporte público, comprar electrodomésticos silenciosos, cerrar las puertas sin dar portazo o evitar el uso de tacones en casa. Lo sé, a veces resulta inevitable generar ruido, pero si aplicásemos éstas y otras muchas medidas viviríamos en un entorno tranquilo y mucho más saludable. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…