jueves, 5 de mayo de 2016

Los incomprendidos discapacitados visuales

Se sienten incomprendidos y malinterpretados por los demás al moverse excesivamente despacio o comportarse de forma extraña. Hablamos de los discapacitados visuales, que a pesar de no mostrar ninguna anormalidad visible en sus ojos y no llevar gafas, tienen un problema de visión. 

Pero, ¿qué es la baja visión y qué enfermedades la causan? La baja visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión y que no mejora con gafas, lentes de contacto, tratamientos farmacológicos ni cirugía. Su campo visual es inferior a 30. 

Niño con baja visión
Degeneración macular, retinosis pigmentaria (degenerativa y hereditaria), aniridia, cicatrices en la córnea, retinopatía diabética, glaucoma o problemas con el nervio óptico son algunas de las enfermedades que causan la baja visión, cuyos síntomas se presentan en forma de visión borrosa generalizada, pérdida de la visión central, de la visión periférica o de una parte del campo visual. 

Hombre con discapacidad visual
Para que el sistema les hiciera visibles y les identificara como personas de baja visión, la asociación de afectados por la retinosis pigmentaria ocular, Begisare, lanzó en 2013 un nuevo distintivo "Tengo Baja Visión". De este modo podemos entender por qué no se apartan al caminar, por qué necesitan ayudas en algunas tareas o tienen comportamientos extraños (no saludar o tropezarse con facilidad). 

Distintivo de "Tengo Baja Visión"
El distintivo "Tengo Baja Visión" no solo está pensado para todo aquel discapacitado visual que cree importante y necesario hacerse visible como persona con baja visión, sino también para aquellos que quieran usarlo como complemento del bastón, indicando con ello que son ciegos totales. 

Campaña de Begisare
A simple vista resulta difícil identificar a una persona con baja visión
¿Sabías que en España hay más de 1 millón de españoles que tienen baja visión y que solo el 5% está bien atendido? Hacer visible esta enfermedad y comprender a los afectados es imprescindible. 


Seamos empáticos y pongámonos en su lugar. No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Recuerda que solo gozamos de un par de ojos, ¡cuídalos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario