lunes, 23 de mayo de 2016

El tabú de quitarse la vida

Se estima que, en el mundo, cada 40 segundos una persona muere por suicidio, y que cada 41 segundos una persona siente ganas de quitarse la vida. En nuestro país, unas 4.000 personas se suicidan cada año, una cifra que se ha convertido ya en la primera causa de muerte no natural por encima, incluso, de los accidentes de tráfico. Por cada muerto en carretera hay dos suicidas. 

El suicidio, un eterno tabú en España
El problema es que desde el inicio de la crisis económica el número de suicidios ha crecido un 20%. Solo entre 2007 y 2014 ha aumentado en 647 personas. Manuel Herrera, profesor de Sociología de la Universidad de Granada, asegura que "probablemente el contexto de crisis puede haber influido, en cuanto que buena parte de las ilusiones de un grupo muy importante de la población se han visto afectadas y recortadas". 

Lo cierto es que vivimos una época de cambios, de desconcierto. Hay un problema de desorganización social y cultural. El ser humano necesita estar seguro de lo que hace y en España hemos equiparado la seguridad psicológica con la económica. 

Según el INE, en España se registran 8,4 suicidios por cada 100.000 habitantes. Grecia (4,7), Malta (5), Chipre (5,1), Italia (6,6), Reino Unido (7,3) y Liechtenstein (7,4) están mejor que nosotros. Las tasas más altas, por el contrario, se registran en Lituania (36), Hungría (21,2), Letonia (19) y Bélgica (17,2). 

Cada día 10 personas se quitan la vida en España
La crisis económica (desahucios, desempleo), la falta de comprensión, la escasa autoestima, el desamor, la violencia, el acoso escolar y una vida sin proyectos son algunos de los factores que incitan a que muchos tomen esta desacertada decisión. Y es que el suicidio es, casi siempre, una solución permanente a un problema temporal. Pero, ¿qué hace nuestro Gobierno al respecto? Pues básicamente nada, ocultar en lo posible la tasa de suicidios y mirar para otro lado.

Los familiares de las personas que se quitan la vida son los grandes olvidados. Arrastran la culpa y la vergüenza por estas muertes. Son los verdaderos supervivientes del suicidio, quienes tienen que aprender a seguir viviendo con la ausencia de un ser querido. A este duelo complicadísimo hay que añadirle además la falta de solidaridad y empatía de la sociedad. 

Los familiares son los grandes olvidados
La realidad es que prácticamente no existen unidades de prevención, y eso que se trata de una cuestión de salud pública de primera magnitud. Los medios de comunicación tampoco han colaborado demasiado para solucionar o dar a conocer el asunto aunque, afortunadamente, cada vez afloran más los artículos que tratan sobre el suicidio.

Activistas en Berlín para concienciar sobre el suicidio
Nunca te rindas, todo tiene solución menos la muerte. Piensa que mañana será mejor que hoy. 

4 comentarios:

  1. Desafortunadamente tengo tres familiares que se han quitado la vida. Todos jóvenes .Y creo que deberían enseñarnos a reconocer los síntomas y a actuar con celeridad. No lo ves hasta que es demasiado tarde. La frase " todo tiene solución menos la muerte" no sirve para un depresivo.Al contrario,le estás dando ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, lamento el fallecimiento de tus familiares en esas circunstancias. Soy voluntario del Teléfono de la Esperanza y estamos especialmente sensibilizados con esa situación.
      Como respuesta a tu necesidad de reconocer los síntomas te adjunto la web donde encontrarás la información que solicitas.
      http://www.cuidatusaludemocional.com/
      Por otro lado, en el Teléfono de la Esperanza, además de atender telefónicamente a las personas en situación de crisis emocional y de ofrecer consulta individual por psicólogos voluntarios, también trabajamos en la “Promoción de la Salud Emocional” a través de cursos, talleres, conferencias,... La finalidad es no llegar al extremo de tomar esa decisión tan drástica y por otro lado establecer relaciones más sanas con las personas de nuestro entorno potenciando tanto nuestra autoestima como la de las personas con las que nos relacionamos y, de este modo, minimizar la posibilidad de tomar decisiones que no tienen vuelta atrás.
      Adjunto otro enlace web donde podrás encontrar las actividades que se realizan en las diferentes sedes.
      http://telefonodelaesperanza.org/
      Ramon Berenguer

      Eliminar
  2. Gracias por la información, le daré toda la publicidad que pueda.

    ResponderEliminar