viernes, 23 de diciembre de 2016

Juguetes sexistas

El 75% de las familias españolas cree que los juguetes son sexistas. Razón no les falta, aunque según un estudio reciente, un 58% de los niños en España juega con muñecas y el 45% de las niñas presenta perfiles más tecnológicos. 

Juguetes sexistas
A pesar de todo la situación no ha cambiado mucho y la publicidad de los juguetes sigue reforzando ideas profundamente sexistas sobre los roles que hombres y mujeres deben desempeñar en la sociedad. No hay más que echar un vistazo a la mayoría de los catálogos de juguetes por estas fechas. 

Catálogos de juguetes
Todo lo de las niñas está separado de lo de los niños. Todo lo de las niñas es de color rosa; lo de los niños, azul. ¡Caramba! ¿Y a mí que siempre me ha gustado el amarillo? Ellas, según estas campañas, prefieren jugar con muñecas, carritos de bebés o realizar labores del hogar. Ellos se decantan más por vehículos, superhéroes y muñecos de acción. 

Libros para niñas
Quizás la niña quiera ser bombera, futbolista o arquitecta y el niño maestro, enfermero o cantante, ¿hay algo malo en ello? No hay problema, solo quieren jugar y ser felices. Dejemos de inculcar a nuestros pequeños prejuicios y estereotipos sexistas y machistas. Por el amor de Dios, ¡estamos en el siglo XXI! 

Niño jugando a ser enfermero
Niños se divierten con el mismo juego
Los expertos insisten en que si ayudamos a fortalecer los gustos de nuestros hijos reforzaremos su autoestima y sus valores de igualdad. 


Los juguetes que compremos deben favorecer los roles respetuosos de género. Vamos, que un niño también puede cuidar de un bebé o jugar con las muñecas, y una niña divertirse con herramientas manuales y mecánicas, ¿por qué no? 

Niño jugando con una tostadora de madera
Los niños nacen sin ningún tipo de prejuicios, los adquieren a través de la sociedad que les rodea. Educar en igualdad es responsabilidad de todos. Dejemos que los niños disfruten de su infancia y sean quienes quieran ser, más allá del género. 

Jugando con los playmobil
Por favor, queridos Olentzero, Papá Noel y Reyes Magos, antes de regalarle a un niña una cocinita o a un niño un scalextric pensáoslo dos veces, porque igual esa niña quiere construir un barco de madera y ese niño disfrazarse de Caperucita Roja. 

Niño juega con un bebé
Atte., un niño que jugó con aquello que quiso y fue feliz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario