martes, 13 de diciembre de 2016

Un trocito de Egipto en Madrid

¿Te imaginas un templo egipcio en Madrid? Lo hay, está situado al oeste de la Plaza de España, junto al Paseo del Pintor Rosales, donde se encontraba el Cuartel de la Montaña. El Templo de Debod es uno de los grandes tesoros que esconde la capital. 

Templo de Debod
Fue inaugurado el 20 de julio de 1972 por don Carlos Arias Navarro, alcalde de Madrid, tras dos años de reconstrucción. El templo, originario del antiguo Egipto y con 2.200 años de antigüedad, fue un regalo de Egipto a España por su colaboración en el salvamento de los templos de Abu Simbel, en Nubia. Templos que hubieran quedado sepultados en la construcción de la Gran Presa de Asuán. 

Egipto donó cuatro de los templos salvados a distintas naciones colaboradoras: Dendur a los Estados Unidos, Ellesiya a Italia, Taffa a los Países Bajos y Debod a España. 

Atardecer del templo
Una vez desarmado el templo en 1961 lo llevaron frente a Asuán. Allí se quedaron todos sus bloques de piedra hasta que en abril de 1970 viajaron hasta Alejandría. Ese mismo año los bloques del templo de Debod fueron embarcados en el Benisa y llegaron al puerto de Valencia. Desde ahí fueron transportados en camiones hasta Madrid. 

Durante las primeras décadas el templo no fue cuidado lo suficiente y la zona fue considerada insegura. Hoy, sin embargo, el Ayuntamiento está haciendo todo lo posible por conseguir la mejor conservación del templo. Debod está rodeado de jardines y acceder a su interior es gratis. 

Vista nocturna del templo
La actual ubicación del templo reproduce su colocación originaria, no obstante incluye una instalación de agua para controlar el acceso del público. El templo emula así la vía sacra en la que se asentaba y las tres puertas monumentales. Los muros exteriores son lisos y su fachada principal se encuentra porticada. El conjunto está construido íntegramente en piedra arenisca, típica de la arquitectura egipcia. El interior se estructura a través de la capilla fundacional, el núcleo del edificio que comunicaba con el vestíbulo y el resto de estancias. 

Turistas en el interior de Debod
Jeroglíficos del templo
Actualmente, el templo cuenta con una instalación museográfica en su interior, con maquetas y material audiovisual. El Templo de Debod es desde 2008 Bien de Interés Cultural.

1 comentario:

  1. Es muy bonito,tuve la oportunidad de verlo en mi primera visita a Madrid el pasado Septiembre :)

    ResponderEliminar