viernes, 20 de enero de 2017

Luces y sombras de la era Obama

Obama se marcha y el balance de su gestión como presidente de Estados Unidos resulta agridulce. Analizamos las principales luces y sombras de su mandato. Barack Hussein Obama (Honolulu, Hawái, 1961) llegó a la Casa Blanca haciendo historia y se convirtió en el primer presidente negro de EEUU. 

Barack Obama, 44.º presidente de los Estados Unidos
Su relevo presidencial generó mucha expectación y esperanza, sin embargo, a lo largo de su presidencia no ha cumplido muchas de sus promesas electorales. Pese a ello, sus 8 años en la administración no han sido del todo catastróficos, pero tampoco espectaculares. De hecho, heredó una de las peores crisis económicas generada por la burbuja inmobiliaria. 

Pese a los continuos tiroteos masivos no ha conseguido regular el uso de las armas. Tampoco cerrar la base naval de Guantánamo, prisión ilegal en la que a día de hoy aún quedan recluidos cerca de 45 hombres. Obama tampoco ha logrado que se aprobara la reforma migratoria. Los abusos policiales hacia la población negra, el escándalo de las filtraciones de Wikileaks, el espionaje de la NSA (La Agencia de Seguridad Nacional), así como las deportaciones masivas han marcado estos últimos 8 años de la era Obama. Por si esto fuera poco, Trump le acusa de fundar el Estado Islámico. 

Obama llora en su último discurso
Afortunadamente, el presidente más carismático sí que ha conseguido un histórico acuerdo nuclear con Irán, ha normalizado las relaciones con Cuba e iniciado un estratégico acercamiento hacia China y las economías del sureste asiático. Obama también ha puesto en marcha la reforma sanitaria, cuyo objetivo es que todos los ciudadanos americanos tengan un seguro médico aunque Trump, el presidente electo, ya ha anunciado que derogará el Obamacare en su primer día de mandato. 

Obama con Raúl Castro en la sede de la ONU
El presidente saliente de EEUU también aprobó reducir las emisiones de plantas energéticas en un 32% para 2030 y legalizó el matrimonio de personas del mismo sexo. Esta misma semana, además, ha conmutado la pena de la exsoldado Chelsea Manning, quien filtró documentos a Wikileaks, al considerarla "desproporcionada". 

Obama celebra en Twitter la legalización del matrimonio homosexual
Llegó al grito de "Sí se puede" pero, ¿se pudo? Su tiempo se acaba, llega Trump. ¡Que empiece el circo! 

Obama y Trump en la Casa Blanca

3 comentarios:

  1. Dentro de cuatro años espero tu comentario para que analices como acaba la función de circo. A ver si hay algo positivo que se pueda destacar.
    Saludos ��.
    Mayte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA. Ojalá. Siempre y cuando no apriete el botón y salte todo por los aires. De este no me fío.

      ¡Saludos, Mayte!

      Eliminar
  2. Sinceramente el tema política me saca de mis casillas pero si tuviera que quedarme con uno claramente sería con Obama porque sinceramente no se como hay gente que puede votar a ese impresentable de Trump (por llamarlo de alguna manera)

    ResponderEliminar