Ir al contenido principal

Arranca el año del Gallo

¡Feliz año 4715! No, no me he vuelto loco, que bien podría ser. Una sexta parte de la humanidad celebra este 28 de enero la llegada del año del Gallo de Fuego, de acuerdo con el calendario lunar. Las celebraciones durarán 15 días, hasta el 11 de febrero. 

2017, el año del Gallo
¿Por qué el Gallo y no la Rata? Porque el horóscopo chino está formado por ciclos de doce años y cada zodiaco se representa a través de un animal. Los animales son rata, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo. 

Horóscopo chino
El Gallo es el décimo, precedido del Mono. 2018 será el año del Perro. Si naciste en 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993 o en 2005, eres un Gallo. 

Los expertos en feng shui aseguran que son gente trabajadora, honesta, fiel y extrovertida aunque, a veces, pueden parecer vanidosos. Los expertos advierten que las personas nacidas en años pasados del Gallo, tendrán mala suerte en 2017. Los Gallos serán desafortunados. 

En Mongolia la llegada del nuevo año lunar se conoce como Tsagaan Sar, en Corea como Seollal, Losar en Tíbet y Tet en Vietnam. 

En China se reúnen en el hogar tradicional y aguardan juntos la entrada del año. La cena de fin de año suele estar formada por 12 platos. Cada uno tiene un ingrediente principal con su correspondiente simbología. Los tallarines, por ejemplo, representan la longevidad. También comen empanadillas rellenas de carne y bolas dulces de arroz, que simbolizan la unidad de la familia. 

Cena de fin de año en China
Tras la cena, los familiares más mayores entregan sobres rojos con dinero a los hijos pequeños o a los que aún están solteros. 

En el país asiático aprovechan para limpiar la casa, pagar las deudas, estrenar ropa, cortarse el pelo y honrar a sus antepasados. Además, decoran las puertas de entrada de sus viviendas con inscripciones en rojo, el color de la felicidad en la cultura china. Y en año nuevo es bastante habitual ver desfiles de animales para ahuyentar a los malos espíritus. 

Desfile de dragones en año nuevo
Lo dicho, ¡feliz año del Gallo! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…