jueves, 12 de enero de 2017

El deseo irresistible de dormir

¿Conoces a alguien con excesiva somnolencia diurna? Puede que sufra narcolepsia. Se trata de una enfermedad poco conocida aunque bastante frecuente. 

La narcolepsia está marcada por una sensación de sueño extremo durante el día y hace que el paciente se quede dormido a cualquier hora y en cualquier lugar, esté o no activo. Puede estar en medio de una conversación, comiendo o conduciendo por la autopista. 

Hombre con narcolepsia 
Su diagnostico es muy tardío, los primeros síntomas de la enfermedad aparecen entre los 15 y los 25 años. Este desorden del sueño puede relacionarse con la depresión, la drogadicción y hasta la esquizofrenia. 

Lo cierto es que aún se desconoce su causa. La mayoría de los casos es esporádico, se produce en individuos sin una gran evidencia de ser heredado. Lo que sí se ha descubierto es que en la narcolepsia se produce una pérdida de las neuronas del hipotálamo, región primordial de nuestro cerebro para regular el sueño. 

Mujer dormida en el trabajo
El deseo irresistible de dormir presenta 4 síntomas: una excesiva somnolencia durante el día, sentirse inmovilizado al despertar o al iniciar el sueño y solo poder mover los ojos y respirar; sufrir alucinaciones visuales, auditivas o de presencias, y desplomarse ante la pérdida brusca del tono muscular asociada a una emoción, más conocida como cataplexia. 

La narcolepsia no es una enfermedad mortal aunque las consecuencias pueden ser muy perjudiciales, tanto física como psíquicamente. Tampoco puede curarse pero los síntomas sí que pueden controlarse con tratamiento medicamentoso. Los expertos recomiendan que el paciente haga breves siestas de 15 a 20 minutos durante el día para recomponerse. 

Ataques de sueño en niños 
¿Sabías que en nuestro país hay unas 25.000 personas que sufren esta enfermedad? Aunque se estima que alrededor del 80% estaría sin diagnosticar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario