Ir al contenido principal

Casas sin gente, gente sin casa

Según el artículo 47 de la Constitución, todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho. Pues bien, este derecho como tantos otros no se cumplen. En 2014, 26.549 familias españolas perdieron su vivienda por impago. Eso sí, lejos de los 67.189 desahucios que se ejecutaron en 2013. Es cierto que España es uno de los países europeos con más viviendas en propiedad, y es que uno de cada tres tiene su vivienda hipotecada, muy por encima de la media europea. Paradójicamente, España también es líder en número de viviendas vacías en Europa. Solo doce provincias suman un total de 1,4 millones de viviendas vacías con Barcelona, Madrid y Valencia a la cabeza. Es en estas provincias donde mayor número de desahucios se realizan, y Cataluña es líder. Los juzgados ejecutaron 184 órdenes diarias en 2013, seguido por la Comunidad Valenciana y Madrid. De hecho, en Ciutat Meridiana, un barrio de Barcelona, es donde más gente ha perdido la casa y ya se conoce como Villa Desahucio.

Manifestaciones contra los desahucios
Lo cierto es que los desahucios están a la orden del día. En noviembre pasado, Carmen, una mujer octogenaria de Vallecas fue desahuciada por avalar un préstamo a su hijo. Ante la inacción política, el club Rayo Vallecano se comprometió a hacerse cargo del alquiler de una casa. Las redes sociales además fueron muy importantes para la difusión de este caso de desalojo y el club pudo enterarse del hecho para decidirse a ayudar.

Carmen en rueda de prensa
Pero, por desgracia, no es el único caso, hay muchos. Este mismo mes de enero, una familia con cuatro miembros, dos menores, y entre ellos un bebé de dos meses, fue desahuciada por dejar de abonar un régimen de alquiler social por falta de recursos económicos. La etiqueta #WilsonSeQueda movilizó a la gente para intentar evitar el desahucio, pero tan solo se prolongó durante cuatro horas. 

Wilson en 'Las mañanas de Cuatro'
Ante el aumento de los desahucios, el Gobierno de Rajoy amplió la moratoria antidesahucios y retiró algunas cláusulas. En julio de 2014, los representantes en la Eurocámara de Podemos, PSOE, BNG, Bildu, IU, ERC, PNV, Compromís, ICV, CiU y Ciudadanos decidieron crear un equipo de trabajo para lanzar iniciativas parlamentarias desde Bruselas y paralizar esta situación. Curiosamente, todos los partidos españoles menos PP y UPyD se unieron contra los desahucios. Y, ahora, Rajoy asegura que si gobierna la próxima legislatura, promete prolongar hasta 2017 la suspensión de desahucios. 

De momento, visto que ninguno de nuestros empleados públicos hace nada, hay asambleas y plataformas que evitan los desalojos y ayudan a los desahuciados. Stop desahucios y PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), entre otros. 

Más manifestaciones contra los desahucios
No es de recibo que la gente se quede en la calle con tantas viviendas vacías. Muchos no soportan la idea de quedarse sin nada y se suicidan. Para nuestros políticos los bancos son lo primero. Señora Aguirre, váyase a freír espárragos, no intente esconder a los 'sin hogar' para impulsar el turismo, no dan mala imagen, son ustedes los que no dan la talla. ¡NO MÁS DESAHUCIOS!

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…