Ir al contenido principal

España, en el puesto 36 de los países 'más felices'

¿Somos felices? Según el último Informe Mundial de la Felicidad, España ocupa el puesto 36 de los países más felices en una lista de 158. Este informe, elaborado por la ONU, y que se publica anualmente desde 2012, no menciona a la felicidad, sino que lo sugiere genéricamente. El sondeo tiene en cuenta variables como el PIB de cada país, la esperanza y la calidad de vida, los ingresos, el bienestar o la libertad de los ciudadanos. Suiza encabeza la lista con 7.587 puntos (tercero en 2014), le siguen Islandia y Dinamarca, segundo y tercero, respectivamente. 


España, castigada por la crisis económica, figura en el puesto 36 con un total de 6.329 puntos, muy por detrás de Francia (29), Alemania (26), el Reino Unido (21), Bélgica (19), Holanda (7), Finlandia (6) y Noruega (4). Aun así, España no es de los países menos felices, lo son: Togo, Burundi, Siria, Benin y Ruanda. 

El documento sí que pone en el vagón de cola a Italia (123) y Grecia (125), países que más han visto perjudicados sus niveles de bienestar en los últimos años, donde los recortes sociales han hecho mella en la felicidad de los italianos y los griegos. La calidad de la gobernabilidad, la confianza ciudadana y el apoyo social también son factores a tener en cuenta en este documento. Lo cierto es que la falta de empleo reduce a la mitad la felicidad de los españoles, aunque ha mejorado dos puestos respecto al pasado año. 


Pero, ¿qué es la felicidad? La felicidad es un estado de ánimo que se produce cuando una persona se complace en la posesión de un bien, cuando cree haber alcanzado una meta deseada. Suele ir aparejada a una condición interna o subjetiva de satisfacción y alegría. Las personas felices son aquellas que muestran generalmente un enfoque positivo y ven una solución donde los demás tan solo ven un problema. Esto se aprende con los años. 

Está demostrado que la gente feliz vive más tiempo, es más productiva, gana más y es mejor ciudadano. No solo eso, ser feliz evita que caigamos enfermos, y es que la infelicidad causa estrés y altera el funcionamiento del sistema inmunitario. A más televisión, menos felicidad y a mayor número de experiencias, mayor felicidad, porque la variedad es la "salsa de la vida". Para promover la felicidad, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció en 2012 el Día Internacional de la Felicidad (20 de marzo) para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos.


Todos, sin excepción, queremos ser felices, pero no todos sabemos cómo conseguirlo. Lo más importante es romper con los viejos hábitos, emprender algo nuevo, expresar tu gratitud por todo lo que posees, sentirte a gusto contigo mismo y amar con sinceridad, solo así podrás lograr ser completamente feliz. Ya lo dijo Benjamin Franklin: "La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días". Y tú, ¿eres feliz? 

Comentarios

  1. Gracias por recordarnos cómo ser felices, alguien al fin habla de algo positivo!!!! ZORIONAK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, deberíamos hablar más de cosas positivas. Eskerrik asko zuri, Mertxe!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte