Ir al contenido principal

Caso Cabacas: tercer aniversario y ningún culpable

Iñigo Cabacas Liceranzu
Este jueves, 9 de abril, se cumplen tres años de la muerte del joven aficionado del Athletic Iñigo Cabacas tras ser alcanzado por una pelota de goma durante una carga de la Ertzaintza. Aquella noche del 5 de abril reinaba la calma, aun así y tras el encuentro entre el Athletic y el Schalke 04, con los rojiblancos clasificados para la semifinal de la Europa League, la Ertzaintza acudió al lugar tras recibir una llamada que alertaba de la existencia de una pelea, según la versión oficial del Departamento de Interior. Los ertzainas advirtieron de que todo estaba tranquilo, aunque un mando de la comisaría de Deusto ordenó cargar con todo lo que tenían en un callejón situado en la céntrica calle bilbaína de María Díaz de Haro, cerca de San Mamés. "Les repito las órdenes para que queden bien claras: entren en el callejón con todo lo que tenemos, entren a la Herriko, controlan la situación y los que haya que puedan ser posibles agresores se les controla o se les echa, y se toma toda la posición. Y entonces estará la situación controlada", le comunicó el mando de Ugarteko al responsable de la patrulla. Es allí donde el joven basauritarra fue herido, murió cuatro días después. 

Empezó así una lucha interminable por descubrir quién fue el responsable de la muerte de Iñigo Cabacas. Por aquel entonces el Consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, aseguró que todas las hipótesis estaban abiertas, pero los resultados de la autopsia confirmaron que el hincha del Athletic murió a causa de un pelotazo. Rodolfo Ares pidió perdón a los familiares y amigos de Iñigo por lo ocurrido y más de mil personas se manifestaron en Bilbao para pedir su dimisión por ser el "responsable político de la muerte de Cabacas". PNV y Amaiur también pidieron su destitución, algo que nunca ocurrió. 

Aficionados del Athletic piden justicia para Iñigo
Desde entonces, tanto los padres como los amigos de Iñigo Cabacas luchan para que la muerte de su hijo y amigo no quede impune. En noviembre de 2013, la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao imputó a cuatro ertzainas por la muerte del joven aficionado del Athletic. En diciembre, familiares y amigos iniciaron una campaña de recogida de firmas para exigir al Departamento vasco de Seguridad que suspendiera temporalmente el nombramiento del nuevo director de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa, responsable de todo el dispositivo policial que provocó la muerte del joven. Sus amigos reunieron 20.000 firmas para suspender al jefe de la Ertzaintza. 

Familiares y amigos rinden homenaje a Cabacas en Basauri
Ya en abril de 2014, dos años después de la muerte de Cabacas, su padre pidió al Gobierno vasco el mismo apoyo que al desaparecido Hodei Egiluz, joven de Galdakao desaparecido en Amberes (Bélgica) el 19 de octubre de 2013. Y en mayo, la juez imputó a un quinto ertzaina.

Son muchas las plataformas y asociaciones que piden responsabilidad política para resolver el caso y saber quién fue el que disparó mortalmente a Cabacas. Este pasado 27 de marzo, el Ayuntamiento de Bilbao rindió homenaje al hincha del Athletic y ofreció a la familia su apoyo para que se haga justicia. Hoy, la grada de animación "Iñigo Cabacas Herri Harmaila" le recordará ante el Valencia en San Mamés con 9 minutos de silencio. 

El alcalde de Bilbao, Ibon Areso, pide justicia
Aún hay muchas preguntas sin responder, en tres años la Ertzaintza tan solo ha identificado a un posible sospechoso del disparo mortal. La muerte de Iñigo Cabacas es irreparable y merece justicia, es lo mínimo exigible en una sociedad democrática. No podemos ni debemos olvidar aquello que nunca debió pasar, que jamás vuelva a ocurrir un caso similar. JUSTICIA PARA IÑIGO CABACAS. 

Comentarios

  1. Entrada dura... Todos recordamos ese triste día... Algo así no debería ocurrir nunca, acabar con la vida de alguien que tenía toda su vida por delante... Sin haber hecho nada, tan solo pasar por allí. Morir por culpa del descuido de alguien, por no tener cuidad, porque se asalvajan con el poder...
    Acabar con las trifulcas a pelotazos, a palos, q puñetazos, disparando... Es algo que cada vez más a menudo se ve. Que encima se cubran entre ellos...
    La tristeza y la impotencia que tienen que sentir aquellos que conocieron y siguen queriendo y pensando en Cabacas, por ver que encima que arrebataron su vida no hay justicia...
    Como siempre vuelve a verse, lo poco que piensan en nosotros algunos altos cargos, y la poca humanidad que demuestran... Que triste todo.
    Gracias Iker. Porque tu entrada, tus palabras, tu recuerdo, hace que Cabacas siga vivo y se siga pidiendo y buscando esa justicia que se merece.

    Yazmina


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias, Yazmina! Está claro que la justicia no es igual para todos y menos en este país. Lo cierto es que, afortunadamente, nadie muere si no es olvidado. Seguiremos recordando lo sucedido hasta que se haga justicia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…