Ir al contenido principal

El hombre-basura

¿Sabías que cada uno de nosotros genera más de 500 kilos de basura al año? Reducir, reusar y reciclar debería ser el objetivo de todos, como lo es ya de un buen número de ciudadanos y de activistas como Rob Greenfield, que se pasea por las calles de Nueva York vestido con un traje hecho de basura. Sí, sí, de desperdicios. Su objetivo: llamar la atención de neoyorquinos y turistas sobre la inmensa cantidad de residuos que generamos. 

Rob Greenfield, defensor del medio ambiente
Lo cierto es que en su día a día Greenfield apenas genera basura, pero para este proyecto ha decidido vivir como un estadounidense medio. Envases de plástico, cartones de pizza y frascos vacíos se han convertido en su atuendo temporal. 

Tras cinco años viviendo de forma totalmente sostenible, Greenfield se ha sumergido en la manera estadounidense de producir desechos. A pesar de todos sus esfuerzos, no consume lo suficiente. En dos semanas solo ha generado 22 kilos de basura, su objetivo era llegar a los 30. La aventura de este activista finalizará el próximo 19 de octubre con 45 kilos de desechos al cabo de un mes. Rob quiere convertir este proyecto en un documental para despertar conciencias. 

Greenfield se pasea con kilos de basura por las calles de NY
"Muchas personas quieren reciclar, comprar productos más verdes, pero pocos de ellos quieren reducir su consumo", asegura el hombre-basura. Lejos de golpear la conciencia de los transeúntes, su imagen peculiar provoca sonrisas. A la vista está nuestro poco sentido de la responsabilidad. 

Greenfield está muy presente en Internet, tuvo su propio programa en Dicovery y ésta no es su primera operación mediática. El activista dejó de ducharse durante un año; también vivió en una casita sin agua corriente ni electricidad. Sabe que la conciencia es fundamental, y es que controlar el consumo propio es controlar el propio futuro.

El hombre-basura charlando con los transeúntes

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Los cuatro tipos de amigos

Un joven preguntó a un sabio:  - ¿Cuántos tipos de amigos existen?  - Cuatro-, respondió rotundo.  - Hay amigos como la comida, que necesitas de ellos cada día. Otros son como los medicamentos, que buscas cuando te sientes mal. Hay amigos como la enfermedad, que ellos mismos te buscan. Por último, existen amigos como el aire.  - ¿Cómo el aire?-, preguntó el joven sorprendido.  - Sí, hijo, estos amigos son los que no se ven pero siempre están contigo. 
Moraleja: valora a todos y cada uno de tus amigos pues pueden estar toda la vida o irse más pronto de lo que esperabas.