viernes, 14 de octubre de 2016

El hombre-basura

¿Sabías que cada uno de nosotros genera más de 500 kilos de basura al año? Reducir, reusar y reciclar debería ser el objetivo de todos, como lo es ya de un buen número de ciudadanos y de activistas como Rob Greenfield, que se pasea por las calles de Nueva York vestido con un traje hecho de basura. Sí, sí, de desperdicios. Su objetivo: llamar la atención de neoyorquinos y turistas sobre la inmensa cantidad de residuos que generamos. 

Rob Greenfield, defensor del medio ambiente
Lo cierto es que en su día a día Greenfield apenas genera basura, pero para este proyecto ha decidido vivir como un estadounidense medio. Envases de plástico, cartones de pizza y frascos vacíos se han convertido en su atuendo temporal. 

Tras cinco años viviendo de forma totalmente sostenible, Greenfield se ha sumergido en la manera estadounidense de producir desechos. A pesar de todos sus esfuerzos, no consume lo suficiente. En dos semanas solo ha generado 22 kilos de basura, su objetivo era llegar a los 30. La aventura de este activista finalizará el próximo 19 de octubre con 45 kilos de desechos al cabo de un mes. Rob quiere convertir este proyecto en un documental para despertar conciencias. 

Greenfield se pasea con kilos de basura por las calles de NY
"Muchas personas quieren reciclar, comprar productos más verdes, pero pocos de ellos quieren reducir su consumo", asegura el hombre-basura. Lejos de golpear la conciencia de los transeúntes, su imagen peculiar provoca sonrisas. A la vista está nuestro poco sentido de la responsabilidad. 

Greenfield está muy presente en Internet, tuvo su propio programa en Dicovery y ésta no es su primera operación mediática. El activista dejó de ducharse durante un año; también vivió en una casita sin agua corriente ni electricidad. Sabe que la conciencia es fundamental, y es que controlar el consumo propio es controlar el propio futuro.

El hombre-basura charlando con los transeúntes

No hay comentarios:

Publicar un comentario