Ir al contenido principal

El negocio del pelo

La caída del cabello es uno de los temas que más preocupa tanto a los hombres como a las mujeres. Uno de cada tres españoles sufre alopecia y cada vez son más los que se someten a tratamientos para combatirla. Lo cierto es que el pelo se ha convertido en un negocio redondo. Solo en España invertimos al año más de 1.000 millones de euros en productos capilares. 

Venta de pelucas
Ni champús, ni cremas, ni pastillas, por ahora la única solución a la pérdida del cabello es el trasplante capilar. En España este tratamiento asciende a más de 10.000 euros, por eso cada día decenas de españoles deciden viajar hasta Turquía a trasplantarse pelo por una tercera parte de lo que les costaría aquí. Es la nueva pasión turca. 

Trasplante capilar
El otro gran fenómeno es la venta de cabello natural. ¿Sabías que el mayor almacén de pelo natural del mundo está en España? Concretamente en Carabanchel, Madrid. De esta fábrica entran y salen kilos y kilos de pelo convertido en pelucas y extensiones. Justino Delgado recibe cabello de cualquier parte del país, lo trata y lo exporta al extranjero. Negocio por el que también se benefician peluquerías y tiendas de extensiones. En los mejores salones de belleza unas extensiones de pelo pueden costar hasta 1.500 euros. 

Fábrica de pelo Justino Delgado
¿Nunca te has preguntado de dónde procede la mayoría del cabello natural que lucen las celebrities o la gente más pudiente y presumida? De Sudamérica y la India. El "pelo de Tirumala" de la región india de Andrha Pradesh es considerado el de mayor calidad del mundo y las autoridades del santuario se organizan para responder al fervor religioso y sacar un beneficio económico de ello. 

Rihanna y sus pelucas
400 barberos rapan entre 5.000 y 10.000 creyentes al día en el ritual como muestra de agradecimiento al dios Venkateswara. La fundación que gestiona el templo subasta 60 toneladas del preciado pelo negro a empresas exportadoras y obtiene una ganancia anual de 20 millones de euros, que sumados a las donaciones de los creyentes permiten que el templo siga manteniendo su exuberancia. 

Niña rapada en el templo de Tirumala
Familia rapada
Parece increíble pero la compra-venta de pelo y sus tratamientos se han convertido en un buen negocio que mueve millones. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…