Ir al contenido principal

Café de achicoria

Conocida como "el café de los pobres", la achicoria es un vegetal con numerosos beneficios y propiedades para nuestra salud. Se utilizaba como planta medicinal para remediar enfermedades hepáticas. Los egipcios pensaban que purificaba el cuerpo de toxinas y la usaban para tratar problemas del hígado y de la vesícula biliar. A partir del siglo XVIII se empezaron a conocer sus propiedades como posible sustituto del café. Primero en Francia, más tarde en Gran Bretaña y después por el resto de Europa. 

Planta de achicoria
La achicoria, también conocida como ternasol, ripias, ramaoya o chicoria tiene su origen en África y Asia aunque hoy se cultiva en más regiones. Crece en climas cálidos y la floración tiene lugar en verano. Se trata de una planta vivaz de tallo cilíndrico, áspero al tacto y rígido que es capaz de alcanzar una altura superior a los 90 centímetros. 

Flor de achicoria
La planta desarrolla unas raíces largas y gruesas para poder encontrar agua. Sus hojas, de color verde intenso, presentan dientes y tienen una textura carnosa. 

Raíces de achicoria
La achicoria presenta abundantes beneficios para nuestro bienestar. Es diurética, depurativa y rica en diferentes vitaminas, principalmente la C y la B, actúa contra la somnolencia, posee efecto laxante, sirve para tratar el acné, las anemias, la anorexia, problemas del corazón, artritis, astenias primaverales, depresiones, dolores de cabeza e infecciones urinarias. También contribuye al mantenimiento de los niveles de glucosa en la sangre, así como del colesterol. Algunas personas la consumen, incluso, para adelgazar. 

Café de achicoria
De manera externa, es posible utilizarla en el uso de vendajes y cataplasmas sobre heridas y contusiones. A pesar de su amargo sabor, la achicoria también se usa como alimento. Las hojas, por ejemplo, se emplean para elaborar caldos y ensaladas. Se vende en supermercados y herbolarios. 

Achicoria soluble

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…