Ir al contenido principal

El dulce más chic del planeta

Hoy los macarons franceses se exportan y se elaboran en todo el mundo pero, ¿sabías que esta galleta de merengue y harina de almendra esconde una histórica batalla por su procedencia? Quienes creen que el macaron es de origen francés, defienden que ya se cocinaban en un monasterio cerca de la ciudad de Cormery, hacia el año 791.

Macarons de distintos sabores y colores
Aunque los galos se atribuyen su creación, el macaron fue inventado en Italia en el siglo VIII. La receta de este dulce no llegó a Francia hasta 1581, cuando la reina Catalina de Médici los ofreció en su boda con el rey Enrique II. Años más tarde, Maria Antonieta los repartió en sus banquetes en el Palacio de Versalles. Ya en el siglo XIX los macarons se empezaron a unir de dos en dos y con un relleno en medio de mermeladas, licores y especias.

El término macaron deriva de la palabra italiana maccarone en el italiano de Sicilia, que en el siglo XV designaba una pasta seca en forma de bolitas. Se ha confundido con frecuencia con el mazapán, dulce de almendra que difiere del macaron actual, hecho de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar. Gustan por su delicioso y delicado sabor, también por ser visualmente muy atractivos. Para conseguir un macaron perfecto la superficie de la galleta debe ser ligeramente crocante y algo chiclosa cuando se llega al centro, con un corazón tierno y húmedo de suave sabor.

Amplia variedad de macarons
En cuanto a los colores la variedad es casi infinita, pasando por tonalidades pastel, a colores más metalizados y puros. Actualmente se fabrican de muchos sabores: vainilla, chocolate, caramelo, avellana, champán, castaña, canela, café, coco, limón, mandarina, stracciatella, praliné, pistacho, menta, anís o frambuesa y se conservan entre dos y tres semanas en la nevera. Pueden acompañarse con diversas bebidas: jugos naturales, bebidas calientes o frías como el chocolate, café o té, incluso con algún vino, licor, cava o champán. 

¿Quién puede resistirse a este dulce tan chic? Decidme. 

Comentarios

  1. Los probé en París en mi última visita, y la verdad, se venden como chics, son realmente monos, pero... yo me continuo quedando con unas buenas galletas o un buen bizcocho (más nuestro, y con muchos menos azúcares, jejeje)

    Saludos chic!
    Cocina de emergencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí cualquier dulce me chifla. ¡Gracias por comentar Joan!

      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…