Ir al contenido principal

Los TOC

Aprovecho el inminente estreno de la película Toc Toc para hablar del trastorno obsesivo compulsivo. Se trata de uno de los trastornos de ansiedad más comunes en nuestra sociedad. La Organización Mundial de la Salud lo incluye entre las primeras enfermedades discapacitantes. 

Mujer maniática del orden
Las personas que sufren esta enfermedad mental tienen pensamientos repetidos y angustiantes denominados obsesiones. El trastorno obsesivo compulsivo, también conocido como TOC, afecta al 2% de la población. La mayoría de los pacientes se caracteriza por obsesiones de contaminación por suciedad, gérmenes, virus o sustancias extrañas y compulsiones de limpieza, también por dudar o haber realizado correctamente algunas acciones importantes. 

Los afectados por este trastorno buscan la perfección, sienten la necesidad de chequear las cosas una y otra vez, realizan rituales y rutinas, tienen pensamientos desagradables, desconfían de la eficiencia de los demás, tienen miedo a cometer errores, son personas que no aceptan comportamientos o ideas distintas de las propias, se preocupan demasiado por los detalles y dudan sobre el futuro o la existencia. Las personas con TOC nunca tienen momentos de silencio, poseen pensamientos involuntarios e indeseados, incluso de tipo sexual o religioso. Los TOC llegan a anular a las personas, sufren porque saben que lo que piensan no puede ser. 

Hombre obsesionado con la limpieza
Todos estos síntomas comienzan en la infancia o la adolescencia. El elemento genético es muy importante, pero el componente educacional también. 

Todavía se desconocen las causas y curarlo implica un complejo proceso. Los tratamientos que combinan medicinas y terapias suelen ser eficaces a la hora de aliviar y mejorar el estado de los pacientes. 

¿Conoces a alguien que sufra este trastorno? ¿Algún maniático de la limpieza y el orden? Aquí me despido, he de lavarme las manos, ja ja ja.

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

Refranes y dichos populares

Se dice que 'A quien madruga Dios le ayuda', que 'De tal palo tal astilla', que 'Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer', que 'En abril, aguas mil' o que 'Mejor solo que mal acompañado', ¿no es así? Se trata de frases creadas a base de la filosofía popular que se aplican muy a menudo en la comunicación, objetivo principal de la enseñanza. 
Los refranes siempre tienen razón. Son frases breves, muy repetidas y transmitidas generación tras generación. En ellas se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza. 
Lo cierto es que el origen de los proverbios es muy antiguo, han existido siempre. Los primeros escritos y recogidos de la tradición popular se remontan a la Edad Media. Sin embargo, no fue hasta el Siglo de Oro español (1492-1659) y el siglo XIX cuando el refrán alcanzó su plenitud. Es por eso que los refranes tienen una historia muy larga y prácticamente están presentes en todas las lenguas del mundo. Constituyen un…

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…