Ir al contenido principal

Alicante, puerto de salida de la Volvo Ocean Race

Restan tres días para el inicio de la decimotercera edición de la Volvo Ocean Race, que por cuarta ocasión consecutiva partirá desde Alicante. 7 equipos y 73 regatistas de 19 diferentes nacionalidades se enfrentarán a las condiciones más hostiles a partir del próximo 22 de octubre. 

Barco de la Volvo Ocean Race
La Volvo Ocean Race es el mayor reto por equipos del deporte profesional y se prolongará durante ocho meses. Será la edición más larga de la historia con 45.000 millas náuticas, 83.000 kilómetros. 

El domingo 22 a las 14 horas comenzará la gran aventura con la primera etapa que unirá Alicante con el puerto luso de Lisboa. La ceremonia de salida arrancará con el desfile de los deportistas hacia sus embarcaciones y las siempre emotivas despedidas. 

La vuelta al mundo a vela es mucho más que una competición deportiva. Cuando alguien se inscribe en esta durísima contienda de 11 etapas lo hace consciente del riesgo que supone. Desde la primera edición, allá por 1973, cinco personas han perdido la vida al caer por la borda y los tripulantes han sufrido incontables lesiones. Para evitar infortunios se toman todo tipo de medidas y se prepara a los equipos antes de la regata. Todos los tripulantes están obligados a llevar chalecos salvavidas y arneses de seguridad. Además, dos de los miembros de la tripulación reciben una formación médica básica. 

La competición más larga y dura que existe
La indumentaria que visten está diseñada específicamente para soportar la humedad constante, las temperaturas extremas y el trabajo físico de a bordo. Durante las etapas lo habitual es ponerse tres capas de ropa: una interior, otra térmica y una exterior impermeable de hule. Quitarse la ropa mojada/sudada supone entre 10 y 15 minutos de trabajo, dependiendo de las capas que el tripulante haya necesitado para combatir el frío y el agua mientras haya estado en cubierta. Las tripulaciones solo llevan una muda en cada etapa y pueden pasar hasta 30 días en el mar sin darse una ducha. 

La Volvo Ocean Race es como una montaña rusa, algunos la definen como estar dentro de una lavadora. Conciliar el sueño resulta complicado, y es que el barco no se detiene, sigue compitiendo sin descanso. La mayoría utiliza camas abatibles en los laterales de los barcos. Duermen cuatro horas diarias y comen un menú liofilizado, muy nutritivo y poco gustoso que les sirve para reponer fuerzas. 

¿Sabías que la gravedad del barco hace que el bote golpee con el agua violentamente cada 5 segundos? Eso son 720 veces por hora, más de 17.000 veces al día. La altura del mástil es de 31 metros, el barco tiene una eslora de 20 metros, pesa 12.500 kilos y alcanza una velocidad de 40 km/h. 

Si todo marcha según lo previsto la decimotercera edición de la Volvo finalizará en La Haya (Países Bajos) el 30 de junio. Las ediciones decimocuarta y decimoquinta (2020-21 y 2023-24) también partirán de Alicante bajo el actual formato de la regata que se celebra cada tres años. ¿Te lo vas a perder? 

Alicante, puerto de salida de la mayor competición oceánica
Más info sobre la Volvo Ocean Race aquí: http://www.volvooceanrace.com

Comentarios

  1. Pues sí, Alicante está inmersa y volcada en la Volvo y se nota sobre todo estas dos últimas semanas. En el recinto te puedes cruzar con cualquiera de los "lobos marinos" de las tripulaciones y al verlos te preguntas hasta qué límite puede llegar su resistencia en esta durísima prueba.
    Iremos a despedirlos el domingo y esperamos que todos lleguen a buen puerto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguro que sí, Mayte! Que la suerte les acompañe y gane el mejor equipo. Vosotros a disfrutar de la salida.

      Eliminar
  2. Qué vaya todo bonito y lleguen a buen puerto (nunca mejor dicho) sanos y salvos !!

    Muchas gracias Iker!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…