Ir al contenido principal

La técnica Alexander

¿Conoces la técnica Alexander? Si no es así, yo te la explico. Se trata de un método sencillo para prevenir tensiones y malas posturas que producen dolor de espalda y cuello, problemas de voz, lesiones musculares, ansiedad, inseguridad y estrés.

Este método puede ser aplicado a cualquier persona con afecciones musculoesqueléticas de todo tipo. Su técnica parte del cuerpo. El objetivo principal no es otro que concienciar sobre el control de la cabeza, el cuello y la espalda, hacer un buen uso de uno mismo. La técnica Alexander no es un programa de ejercicios, enseña a tomar conciencia de cómo nos movemos y cómo nos queremos mover.

La técnica Alexander 
Son muchos los beneficios de esta técnica: nos ayuda a descansar correctamente, nos relaja y ayuda a estar conscientes durante las actividades, disminuye el dolor; actúa sobre el equilibrio, la coordinación y la postura del cuerpo, agudiza la concentración, evita el cansancio de posturas prolongadas, el desgaste de energía, y mejora la respuesta del cuerpo ante los estímulos, identificando cada uno de ellos.

Su creador, el australiano Frederick Matthias Alexander, nació en Tasmania en 1869. Fue un bebé prematuro y su esperanza de vida era de unas pocas semanas. Su infancia transcurrió entre enfermedades: asma y otras dificultades respiratorias. F. M. Alexander fue un actor que al principio de su carrera se encontró con un problema recurrente de afonía.

F. M. Alexander, creador del método
En vista de que los médicos y profesores de voz no podían ayudarle, decidió encontrar por sí mismo el origen de sus problemas de voz: su mala postura. Fue así como descubrió la importancia vital entre el cuello, la cabeza y la espalda. Halló la inhibición: dijo no al estímulo para organizar el cuerpo y conseguir una buena relación entre el cuello, la cabeza y la espalda.

Sus resultados, evidentemente, fueron sorprendentes y muy positivos. Una vez recuperado, empezó su carrera como profesor de la técnica. En 1931 fundó la primera escuela para enseñar su método en Londres y, antes de morir a los 86 años, escribió cuatro libros para dejar constancia de su técnica.

'El uso de sí mismo', de F. M. A.
Así que si estás un poco encorvado o te sientes agobiado por tus problemas, piensa en la técnica Alexander, podría ayudarte a caminar con la cabeza bien alta. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…