lunes, 20 de julio de 2015

Sin límites

Tony Meléndez, Jessica Cox y Nick Vujicic son los tres grandes protagonistas de este relato. 

Tony Meléndez (1962) es un guitarrista, compositor y cantante nicaragüense. Hasta ahí todo normal. A su madre le dieron prescripción médica de Talidomida durante el embarazo para aliviar las náuseas del primer semestre, pero sus efectos dejaron graves secuelas y los niños nacieron con deformidades, sin brazos y sin pies. Tony nació sin brazos. 
Tony Meléndez tocando la guitarra
Le pusieron brazos artificiales hasta que a los diez años no quiso usarlos más, podía hacer todo con sus pies. Comenzó a tocar el teclado, a jugar con la guitarra y la armónica y a escribir sus propias canciones. Quiso ser sacerdote, pero necesitaba tener un dedo índice y un pulgar para elevar la hostia. Eso no le impidió participar cada domingo en las cinco misas del día. Y el 15 de septiembre de 1987 tocó su guitarra para el papa Juan Pablo II en Los Ángeles, California. Tony interpretó una canción conmovedora, "Never be the same". Al terminar su actuación, el papa se acercó al escenario para besarlo y felicitarlo. Meléndez ha participado en innumerables shows y también ha recibido numerosos premios. 


Curiosa es también la historia de Jessica Cox (1983), Arizona. Jessica es la primera mujer piloto sin brazos de la historia. La joven piloto tuvo que enfrentarse desde pequeña a una realidad diferente. Nació sin brazos por una extraña condición genética que ni tan siquiera los especialistas lograron entender. Jessica tuvo que aprender a comer y a escribir como todos los niños, se graduó en Psicología en la Universidad de Arizona y a los 25 años logró lo inimaginable al tener su propia licencia para pilotar aviones. 

Jessica Cox pilotando un avión
Jessica Cox se casó en 2012 con Patrick, su instructor de taekwondo. Tiene además dos cinturones negros. En la actualidad, Cox dirige "Rightfooted", un servicio motivacional que le permite llevar su mensaje alrededor del mundo. En estas charlas habla sobre su vida y comparte su éxito. También hace submarinismo, se prepara para una carrera en bicicleta y le gustaría hacer paracaidismo. Una mujer sin límites, y eso que tenía miedo a volar. 


Nick Vujicic es el tercer y último protagonista de este relato. Nick nació en Australia en 1982 con el síndrome de tretra-amelia, un trastorno congénito que se caracteriza por la carencia de extremidades. Nació sin piernas y sin brazos. Se convirtió en uno de los primeros alumnos con discapacidad en integrarse en escuelas comunes. En el colegio fue molestado por sus compañeros y sufrió depresión, incluso pensó en suicidarse a los 8 años, y a los 10 intentó ahogarse en la bañera. Hasta que un día se dio cuenta que tenía retos que enfrentar e inspirar a otras personas. Se graduó en Contabilidad y Planificación Financiera a los 21 años y más tarde se convirtió en orador motivacional. En 2005 fundó una organización llamada "Life Without Limbs" (vida sin extremidades) y en 2008 filmó su propio documental llamado "Nacido sin extremidades". 


Nick está felizmente casado con Kanae Miyahara, tienen un hijo y esperan el segundo. 

Nick y su hijo
Los tres aman la vida sobre todas las cosas, no piensan en lo que no tienen y están agradecidos por estar vivos. Cuando sientas que no puedes dar un paso más, mira hacia atrás y contempla todo lo que has conseguido. Los límites solo se encuentran en tu mente. Creamos un poquito más en nosotros mismos. Somos geniales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario