Ir al contenido principal

Los Down rompen barreras

Se calcula que hay aproximadamente 6 millones de personas con síndrome de Down en el mundo, uno de cada 800 bebés nace con este trastorno. España, con un ratio de una persona con síndrome de Down por cada 1.600 nacimientos, es el país de todo el mundo donde nacen menos personas con esta anomalía cromosómica. 35.000 españoles sobrellevan esta discapacidad intelectual. El síndrome de Down, también llamado trisomía 21 es un retraso mental identificable de origen genético, no hereditario. Una anomalía cromosómica que aumenta con la edad materna. 

Niña con síndrome de Down
En cada célula del cuerpo humano existe un núcleo. Normalmente el núcleo de cada célula tiene 23 pares de cromosomas, la mitad de los cuales se heredan de cada progenitor. Las personas con SD poseen 47 cromosomas en lugar de 46, esto es lo que provoca una grave perturbación en el programa de expresión de muy diversos genes que modifican tanto el desarrollo como la función de los órganos y sistemas. 

Trastorno causado por la copia extra del cromosoma 21
Las personas con síndrome de Down presentan rasgos muy característicos: cara achatada y ojos ligeramente rasgados hacia arriba, cuello corto y ancho, nariz pequeña con la raíz nasal aplanada, boca y orejas pequeñas, lengua larga, manos y pies pequeños, un solo pliegue en la palma de la mano, dedos meñiques pequeños y a veces encorvados hacia el pulgar y débil tono muscular. 

Niño con trisomía 21
En cuanto a su desarrollo, sufren retraso mental, su periodo de atención es corto, su ritmo de aprendizaje es lento y su comportamiento impulsivo. Aun así, y pese a que las personas con síndrome de Down comparten algunas características físicas y mentales, los síntomas pueden ser de leves a graves. Lo cierto es que muchos de ellos ya rompen barreras, como Pablo Pineda o Madeline Stuart. 

Pablo Pineda en el Festival de Cine de San Sebastián
Pineda es conocido no solo por participar en la película española Yo, también (2009), sino por hacerse con la Concha de Plata al mejor actor por ese mismo largometraje. Pineda, además de actor, es el primer estudiante universitario europeo con síndrome de Down. Es diplomado en magisterio y le faltan pocas asignaturas para acabar la carrera de Pedagogía, ¿sorprendidos? Pues hay más. Pablo también ofrece conferencias y ponencias para quitar prejuicios y sensibilizar al público empresarial y la sociedad. Actor, maestro, conferenciante y escritor. En 2013 publicó su primer libro: El reto de aprender, y este mismo año ha publicado su segundo manual. Pablo critica el paternalismo, la sobreprotección y el exceso de permisividad que existe con las personas con síndrome de Down. 


El nombre de Madeline Stuart quizá os resulte menos conocido, pero esta joven australiana de 18 años que tiene síndrome de Down ha desfilado recientemente en la Semana de la Moda de Nueva York. Su objetivo, cambiar la imagen de los discapacitados en un sector tan estricto como el de la moda. Maddy ha cumplido su sueño, desfilar. Ahora se ha convertido en el rostro de la empresa de cosméticos Gossigirl y la firma de bolsos EverMaya ya ha bautizado a una de sus creaciones como The Madeline

Madeline Stuart en la Semana de la Moda de Nueva York
Los casos de Pablo y Maddy no son exclusivos, miles de personas con este trastorno han cumplido su sueño y rompen moldes. La cura definitiva podría tardar aún varias décadas. Según un experimento de EEUU, el defecto genético podrá suprimirse en el laboratorio gracias a una terapia que utiliza las células madre derivadas del paciente. Pero hasta que los científicos encuentren el porqué, las personas con síndrome de Down seguirán luchando por alcanzar lo que antes parecía imposible. 

*El vídeo de Pablo Pineda es de 2009.

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…