martes, 20 de octubre de 2015

Reguetón: bailable, machista y sexista

"Y venga agáchate, agáchate, agáchate... Despacio y lento mamita yo te siento, agresivo o violento haz este movimiento y agáchate, ven agáchate hacia la pared, agáchate, atrévete a hacerlo esta vez" o "Estoy loco por verte y de nuevo besarte y aunque sea un secreto sé que tú eres mía y yo seré tu dulce agonía siempre de noche y de día" es lo que dicen dos de las canciones de reguetón más populares y machistas. ¿Te has parado alguna vez a escuchar sus letras? 

El cantante Daddy Yankee
Lo cierto es que este género musical se escucha cada vez más, tiene ritmo pegadizo y unas letras de agárrate y no te menees. Su contenido es machista, sexista y ensalza la figura del macho dominante. El reguetón trata historias de amor, problemas de la vida pero, sobre todo, describe a la mujer como objeto sexual y no contribuye a la lucha por la igualdad de género. Aun así, hay excepciones y algunos cantantes masculinos elogian la mujer sin menospreciarla. Es por eso que existen dos tipos de reguetón: machista y romántico, ambos bailables por su melodía pegadiza. Gasolina de Daddy Yankee entraría en la categoría machista-basura por su letra sucia e infame, mientras que El Perdón de Nicky Jam y Enrique Iglesias se colaría entre las más románticas. 


Este polémico género musical tiene sus raíces en la música de América latina y el Caribe. Es un estilo nacido en Panamá entre los 80 y los 90. Su sonido deriva del reggae jamaicano combinado con el rap o el canto, influido por el hip hop y diferentes ritmos puertorriqueños. El término reguetón es la forma adaptada al español del vocablo reggaeton, que viene a su vez de la palabra "reggae" y el sufijo "ton" que significa "reggae grande". 

Wisin y Yandel
Los cantantes de reguetón, lejos de cantar, acostumbran a recitar las letras de las canciones. Daddy Yankee, Wisin y Yandel, Don Omar, Pitbull o El Cata son algunos de los más conocidos y artistas como Shakira, Ricky Martin o Jennifer Lopez han colaborado con ellos. 


Varios países sudamericanos, hartos del contenido de las canciones que solo dejan a las mujeres como meros objetos sexuales, ya se han pronunciado al respeto. Colombia criticó mediante una impactante campaña este popular estilo musical, ideada por un grupo de estudiantes. Campaña que invita a pensar en la literalidad de las letras y en la humillación que sufre la mujer en este género musical.

Campaña contra el reguetón en Colombia
Cuba, por su parte, acaba de prohibir el reguetón y otros estilos musicales de contenido agresivo y sexista. No podrá escucharse en la isla por afectar la ética ciudadana, dañar la sensibilidad popular y desvirtuar la creación artística. El Gobierno de República Dominicana critica el reguetón y justifica que sus letras son demasiado violentas, vulgares, sexuales y despectivas hacia las mujeres. En Honduras una ley prohíbe la difusión de todas aquellas canciones que incluyan palabras obscenas. Todo lo contrario de lo que ocurre aquí en España, donde está más de moda que nunca. ¿Escuchar canciones como Ginza, Travesuras o La Nueva y La Ex son realmente una buena influencia para los jóvenes?



Recordemos que la música también educa y el reguetón machista reproduce, premia y resalta los estereotipos sexuales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario