Ir al contenido principal

El precio de lucir palmito

Al margen de los ganadores y de las mejor y peor vestidas de la última alfombra roja de los Premios Óscar, hoy me gustaría destacar lo que hay detrás de cada posado.

Desde hace ya unos cuantos años la alfombra roja de estos premios no es otra cosa que un negocio, un evento de marketing a nivel mundial del que se sustenta la industria de la moda, los canales de televisión y los blogueros de las redes sociales. 

La actriz Jennifer Lawrence
Y es que la carrera por ser la mejor vestida de la noche comienza seis meses antes de la ceremonia. Es cuando la mayoría de las famosas lo encargan. Un lujo que solo las superestrellas consiguen con tanta antelación. Por si ocurriera cualquier contratiempo, los diseñadores no solo diseñan un plan B, sino también una tercera opción. Son los publicistas de las marcas los que ansían que actrices como Angelina Jolie o Charlize Theron luzcan sus diseños en el mayor escaparate de moda del mundo. Les ofrecen el servicio de peluquería y maquillaje, y les regalan o prestan las joyas y el vestido, todo lo que necesiten para que su imagen sea impecable. 

Charlize Theron en la alfombra roja
Jennifer Lawrence, sin ir más lejos, tiene un contrato con Christian Dior valorado en 15 millones de dólares. Otras como Reese Witherspoon denuncian que las conviertan en maniquíes de pasarela. Lo cierto es que lucir palmito cuesta y estar perfecta en la gran noche del cine no es barato. 

Alicia Vikander
Los tratamientos más demandados para la gala son el rejuvenecimiento de manos, relleno en los labios y retoques en los pómulos aunque las inyecciones de bótox en la axila también son habituales para evitar sudar durante la ceremonia. Un maquillador puede costar entre 1.500 y 4.000 dólares por sesión, cifra que se repite con el peluquero. 

Naomi Watts en los Óscar 2016
Pero hay más. Las celebrities tienen su propio entrenador personal, entrenador que contratan un par de meses antes de la gran noche, además reciben un sinfín de tratamientos cosméticos. La alfombra roja es también la mejor ocasión para demostrar al público que no siempre sigues las normas. Aun así son pocas las que deciden qué vestir en los Óscar y muchas las casas de moda que rechazan pagar a una celebrity para que se ponga un traje de su colección en la alfombra roja. 

Sofía Vergara
La polémica está servida. Actrices como Cate Blanchett y Reese Witherspoon han pedido ya que a las mujeres se les pregunte algo más que por lo que llevan puesto en una noche de premios. La verdad es que los Óscar de hoy se han convertido en una pasarela de moda exprés. ¿A quién le importa el listado completo de ganadores? Solo nos importa ver qué y de quién visten las estrellas, y a las celebrities aparentar la perfección. 

¿Merece la pena invertir seis meses, miles de dólares y decenas de tratamientos cosméticos para pisar la alfombra roja durante unos minutos? Parece que sí. 

Comentarios

  1. Sin duda la inyección de Botox ya es algo tradicional y muy común...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…