Ir al contenido principal

La tradición de comprar en Doña Manolita

Doña Manolita es una de las administraciones de Lotería más famosas y con mayor suerte de España, un auténtico símbolo de la ciudad de Madrid. Tal es así que, incluso, ha sido mencionada en obras literarias y canciones de célebres intérpretes españoles como Joaquín Sabina o Concha Piquer. 

En sus 113 años de historia, la popular administración madrileña ha repartido 76 Gordos en el Sorteo Extraordinario de Navidad. A Doña Manolita no le gusta ofrecer cifras sobre su facturación, dice que da "mala suerte". Sin embargo, en los últimos años se ha calculado que vende cerca de 70 millones de décimos al año. 

La administración de Doña Manolita en la calle del Carmen
El despacho madrileño fue fundado en la calle San Bernardo en 1904. Manuela de Pablo montó su próspero negocio con 25 años. Sus comienzos no fueron nada fáciles y dada la cercanía del paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, los estudiantes fueron sus primeros clientes. Conforme la suerte empezó a sonreír a sus compradores, su fama se extendió por toda la ciudad y llegó a convertirse en musa de escritores y pintores de la época. 

Manuela de Pablo, su propietaria hasta 1951
El 1931 el negocio se trasladó a la calle Gran Vía. Tras el fallecimiento de Doña Manolita en mayo de 1951, la administración pasó a su hermana Carmen, quien a su vez lo cedió a su hijo siendo finalmente vendido a otra familia en 1987. Desde 2011 la administración se encuentra en la calle del Carmen. Su actual propietario es Juan Luis de Castillejo y Bermúdez de Castro, Conde de Cabrillas. 

Si el anuncio de la Lotería de Navidad es todo un clásico, comprar un décimo de Navidad en Doña Manolita, también. Sus largas colas con fieles clientes de todas las provincias lo confirman. Colas que dan la vuelta a la manzana meses antes del sorteo. Los compradores esperan, de media, unas tres horas para recoger sus décimos. 

Lo cierto es que ni Doña Manolita ni Sort podrán ayudarnos. Si estas administraciones suelen repetir más premios es porque venden más billetes que otras. La probabilidad de ganar el Gordo es de un 0,00001%, pero nunca se sabe. La esperanza es lo último que se pierde. 

Doña Manolita en la calle Gran Vía de Madrid
Si quieres comprar un décimo de Navidad en Doña Manolita y no puedes acercarte a la capital puedes hacerlo a través de su página web: https://www.loteriamanolita.com. Los décimos terminados en 5 y 7 están agotados. ¡Suerte! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…