Ir al contenido principal

El cuadro más caro de la historia

La obra 'Salvator Mundi' de Leonardo da Vinci se ha convertido en la más cara de la historia en una subasta. La pintura ha sido vendida por 450 millones de dólares (382 millones de euros), una cifra que duplica el récord que hasta ahora tenía una obra de Pablo Picasso por casi 179,3 millones de dólares. La vertiginosa puja en la casa de subastas Christie's de Nueva York se prolongó cerca de 20 minutos. La identidad de su nuevo propietario se desconoce por ahora. 

'Salvator Mundi', la obra de arte más cara de la historia 
Algunos dudan de la autenticidad del lienzo, aunque diferentes estudiosos se muestran seguros al respecto. La obra del genio renacentista permaneció perdida durante medio siglo hasta su recuperación en 2005. 'Salvator Mundi' es una pintura excepcional que fue pintada hace cinco siglos y es considerada como el redescubrimiento artístico más importante del siglo. Su valor real cobró notoriedad cuando la autoría del pintor renacentista se confirmó en 2011. 

El que hoy es el cuadro más caro de la historia pasó por muchas manos, incluyendo las de Enriqueta María de Francia y las de tres monarcas ingleses hasta llegar a las de un multimillonario ruso, Dmitry Rybolóvlev, que lo compró hace cuatro años por 127,5 millones de dólares. 

Subasta del cuadro en la casa Christie's de Nueva York
En cierto sentido, el cuadro de Leonardo da Vinci ha sido sucesivamente cuidado, admirado, protegido, olvidado, resucitado y coronado. Según los expertos 'Salvator Mundi' muestra a un Jesucristo retratado como un "ser humano" sobre un fondo de penumbra. Su mano derecha alzada levanta dos dedos en señal de bendición; la izquierda sujeta una esfera de cristal.

La mujer que restauró durante años la pintura siente que el precio de la subasta confirma el hecho de que es una gran obra del artista italiano. Dianne Modestini asegura que 'Salvator Mundi' estaba pintada de una forma extraordinariamente bella, sobre todo la mano que bendice. 

Dianne Modestini restaurando el cuadro de Leonardo da Vinci
Y tú, ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por este lienzo de 45 cm x 66 cm? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…