Ir al contenido principal

38 esencias con superpoderes

Las flores de Bach, también conocidas como esencias florales de Bach o elixires florales de Bach son 38 esencias naturales que sirven para tratar situaciones emocionales como miedos, soledad, estrés, depresión y obsesiones. 

Su principal función es restablecer el equilibrio emocional perdido. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934. El investigador, médico y homeópata inglés se inspiró en los estudios homeopáticos de Samuel Hahnemann, los cuales se centraban en "tratar al individuo en vez de a la enfermedad", y es que detrás de cada dolencia o enfermedad existe un problema emocional. 

Flores de Bach
Las flores de Bach no solo restauran el equilibrio emocional, sino que también resuelven las enfermedades físicas. Se trata de una terapia avalada por la propia Organización Mundial de la Salud en 1976, año en el que la OMS recomendó a sus estados miembros la aplicación de medidas alternativas, entre ellas la Terapia Floral de Bach. Además, en 1983 publicó un estudio dirigido a las administraciones sanitarias sobre la medicina tradicional donde recomendaba expresamente este tratamiento. 

Las esencias florales de Bach tienen además múltiples aplicaciones: resuelven enfermedades de origen emocional, mental o psicosomático; en los niños suelen ejercer un efecto más potente que en las personas adultas y se pueden utilizar en animales y plantas, ya que ambos responden a la energía contenida en las flores de igual forma que los humanos. 

Esencias florales de Bach
El doctor Bach dividió las flores en 7 grupos y también creó el Rescue Remedy, una combinación de 5 esencias florales para tomar en situaciones de emergencia. Ninguna de las 38 esencias florales provoca efectos secundarios. Suelen tomarse por vía oral, aunque también se pueden administrar por vía cutánea. 

Flores de Bach y el Rescue Remedy
Para dar con la esencia adecuada hay que tener muy claro cuál es el estado anímico negativo que predomina. Es entonces cuando podremos optar por una u otra. 

Si ocultas emociones tortuosas, problemas graves, angustia inconsciente o tendencia a las adicciones (tabaco, drogas, alcohol, juego...) tu flor es la Agrimonia (1). Para aquellas personas que critican despiadadamente y son arrogantes lo suyo es el Haya (3). La flor Centaura (4) sirve para personas que no saben decir 'no'. ¿Eres una persona que se distrae fácilmente? La Clemátide (9) te ayudará a que disfrutes del aquí y el ahora. El Brezo (14) es para los ensimismados, los que solo se centran en sí mismos. Hablan excesivamente, pero no escuchan. La Mostaza (21) ayuda a combatir la depresión y tristezas de causas desconocidas. 

Listado de esencia de Bach
El Olivo (23) restaura el agotamiento tras un esfuerzo físico o mental. El Agua de Roca (27) es la esencia floral para los que son demasiado rígidos, intransigentes o perfeccionistas. El Nogal (33) es la esencia reina de los procesos de cambio y la Rosa Silvestre o el Escaramujo (37) es idónea para las personas resignadas que no tienen ningún interés especial en luchar y resolver sus problemas. 

Una de las 38 flores de Bach
En España, las esencias individuales de flores de Bach originales que vienen en botes de 20 ml suelen tener un precio aproximado de 11€. 

Botes de flores de Bach
Es un proceso lento, no esperes una rápida solución. A mí me ayudaron en su momento, por eso sé que funcionan. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…