Ir al contenido principal

Un paseo por los jardines de Marivent

¿Te gustaría pasear por un auténtico jardín real y sentirte como Felipe y Letizia? No hay más que hablar. Los jardines del Palacio de Marivent de Palma, la residencia estival de los Reyes en Mallorca, ya se pueden visitar totalmente gratis, seas residente o turista. 

Los jardines del Palacio de Marivent
Construido sobre un acantilado, Marivent ocupa 33.000 metros cuadrados. Por el recinto han pasado todos los presidentes de la democracia, numerosos mandatarios internacionales como Barack Obama y Hugo Chávez, y miembros de otras realezas como los príncipes de Gales, Carlos de Inglaterra y Lady Di. 

Los Reyes con sus hijas, Leonor y Sofía
Los jardines cuentan una extensión de más de 9.000 metros cuadrados y 40 especies vegetales, la mayoría autóctonas, combinadas con el arte escultórico de Joan Miró. En esta zona ajardinada se exhiben doce esculturas de estilo vanguardista y rupturista del artista catalán. 

Escultura de Miró
Las obras forman parte de la colección Miró y estaban en domicilios y jardines de sus familiares. Alguna, como la escultura Personage de dos metros de altura, ya estuvo expuesta en el Rijksmuseum de Ámsterdam el año pasado. 

Turistas en los jardines de Marivent
Se trata de una nueva e interesante visita turística y cultural en un escenario real que podrá realizarse durante todo el año, salvo en dos periodos concretos para preservar la intimidad de los miembros de la familia real: durante los días de Semana Santa y el periodo comprendido entre el 15 de julio y el 15 de septiembre. 

El horario de acceso en verano es de 9:00 a 20:00 horas, y en invierno, de 9:00 a 16:30 horas. La visita tiene un aforo máximo de 300 personas. 

Jardines de Marivent

Comentarios

  1. Yo fui la semana pasada y me encantarón. Lástima que solo se puede visitar una pequeña parte.

    Saludos :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte