Ir al contenido principal

Selfies: el fenómeno que arrasa

Aunque el fenómeno de los selfies o de las autofotos parezca reciente, el primer selfie de la historia es de 1920. La fotografía fue tomada en diciembre de ese año en la terraza de un estudio fotográfico en Nueva York. En ella aparecen cinco fotógrafos de la empresa Byron que, en ese momento, no imaginaban la repercusión que tendría años después. 

Primer selfie de la historia

Desde que Barack Obama, actual presidente de EEUU, se hiciera aquel famoso selfie con la primera ministra de Dinamarca en el funeral de Nelson Mandela, la fiebre de las autofotos no ha parado. Histórico fue también el de la última edición de los Oscar. La presentadora de la gala, Ellen DeGeneres, logró reunir a un grupo de estrellas de Hollywood, como Meryl Streep, Brad Pitt, Angelina Jolie, Bradley Cooper, Julia Roberts o Jennifer Lawrence. En unos segundos la imagen ya estaba en Twitter y, en apenas 50 minutos, se convirtió en la más retuiteada de la historia, superando el millón de retuits.

El selfie más retuiteado de la historia

Fue tal la repercusión del selfie de los Oscar que desde entonces pocos han resistido a realizarse un autorretrato de sí mismos. Desde el Papa Francisco, Rafa Nadal, Jorge Lorenzo, Jennifer Lopez, hasta los Reyes de España se han hecho alguno.

Los Reyes de España con las deportistas de waterpolo y natación

Existen además varios tipos de autofotos: con la cara lavada, haciendo muecas, con famosos o personas influyentes, dentro de un avión a punto de despegar e incluso con mascotas. Los selfies arrasan, están de moda, pero la imprudencia también ha provocado muertes. En abril de 2014, una joven de Carolina del Sur murió cuando el coche que conducía se estrelló segundos después de que subiera a Facebook un selfie mientras escuchaba 'Happy' de Pharrell Williams, y en julio, un joven mexicano de 21 años fallecía al intentar sacarse una autofoto con una pistola que se le disparó accidentalmente. Y qué decir de los famosos photobomb, aquellos intrusos que "arruinan" una fotografía metiéndose en el plano para convertirse en protagonista inesperado.

El photobomb de la reina de Inglaterra

Probablemente la palabra que más escuchamos en 2014 fue selfie, elegida palabra del año por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA). Pero esta fiebre va mucho más allá, los teléfonos móviles ya incorporan la opción de autofotografiarse sin necesidad de girar el dispositivo, y para tomar fotos imposibles y abarcar más espacio está el selfie stick, más conocido como palo de selfie.

Turistas haciéndose una autofoto con el palo de selfies

Numerosos museos los han prohibido ya por motivos de seguridad, ya que pueden dañar las obras de arte. Por lo general, nos gusta autofotografiarnos y publicar las imágenes en las diferentes redes sociales, aunque hacerlo de manera continua puede crear una conducta narcisista. Selfies sí, pero con cabeza y sin poner en riesgo nuestra vida. 

Comentarios

  1. Con cabeza y sin poner riesgos en nuestra vida. Si señor! Demasiadas muertes y accidentes por querer innovar en exceso con los selfies...
    Y aunque es una cosa que siempre ha estado ahi, en la actualidad es algo que causa furor. Nadie puede decir que no se ha hecho un selfie, incluso aquellos, que como yo, tienden a huir de las cámaras, he caído en la tentación!
    Antes de acabar el curso, tenemos que sacarnos una, siempre digo que llegarás lejos!

    Yazmina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yazmina, ya somos dos, yo también he caído en la tentación. Por supuesto, antes de acabar el curso nos hacemos un selfie de grupo! Como siempre, gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…