martes, 24 de febrero de 2015

'Sonrisas y lágrimas' en los Oscar 2015

Es la entrega de premios más importante del año, y por eso los Oscar nunca pasan desapercibidos. La comedia negra de Alejandro G. Iñárritu, Birdman, se hizo con las principales estatuillas (mejor película, director, guión original y fotografía), El Gran Hotel Budapest también obtuvo 4 Oscar, pero técnicos. Boyhood, que también partía como favorita fue la gran derrotada de la noche y tan solo logró un Oscar a la mejor actriz secundaria. Whiplash ganó 3 y El francotirador, The Imitation Game, Selma y La teoría del todo, ganaron una estatuilla cada una. La ceremonia fue conducida por el actor Neil Patrick Harris, que ya había presentado otras entregas de premios, como los Tony o los Emmy. Harris apareció en calzoncillos y fue, sin duda, uno de los momentos más destacados de esta 87 edición de los Oscar. 

Neil Patrick Harris en calzoncillos en el escenario

También hubo espacio para los números musicales. Harris contó con la presencia de Anna Kendrick (Cenicienta en el musical Into the woods) y la extravagante y siempre provocativa Lady Gaga homenajeó a la película Sonrisas y lágrimas en su 50 aniversario. Julie Andrews apareció al final de la actuación y agradeció a la cantante su particular homenaje. Fue una gala llena de discursos reivindicativos. Patricia Arquette, ganadora del Oscar a la mejor actriz de reparto, aprovechó el premio para realizar un discurso muy reivindicativo pidiendo igualdad social y salarial para todas las mujeres en Estados Unidos. 

Patricia Arquette durante su discurso al recoger el Oscar

Sus palabras crearon la ovación del público, en especial de sus compañeras de profesión Meryl Streep y Jennifer Lopez. Pero no fue la única protesta de la noche, Graham Moore, ganador del premio al mejor guión adaptado por The Imitation Game, confesó que a los 16 años intentó suicidarse porque se sentía raro, diferente y no encajaba. Moore se dirigió a esos chicos que creen que no encajan en ninguna parte: "Sigue siendo extraño, sé diferente, sé tú mismo y enséñale este mensaje a la siguiente generación". Las casi cuatro horas de ceremonia dieron para mucho, incluso para hacerse autofotos. 

El selfie de Meryl Streep y Jennifer Lopez

Y los momentos previos a la gala también dieron mucho que hablar, y es que la alfombra roja siempre está en el punto de mira. La ganadora del Oscar a la mejor actriz, Julianne Moore, lució un vestido de Chanel para el que se emplearon 900 horas de trabajo y 27 personas. 

Julianne Moore en la alfombra roja

Emma Stone, Meryl Streep y JLo también lucieron sus mejores galas, y destacó la presencia de Dakota Johnson acompañada de su madre Melanie Griffith. El vestuario de los chicos pasa más desapercibido. La mayoría optó por trajes oscuros y pajaritas, aunque algunos como Adrien Brody eligieron el blanco. Y algunos no aparecieron por allí. Angelina Jolie, Brad Pitt, George Clooney... fueron algunos de los ausentes. Penélope Cruz, Elsa Pataky y Antonio Banderas tampoco acudieron al Dolby Theatre. Han sido los Oscar menos vistos en 7 años, pero nos dejan imágenes y anécdotas para el recuerdo. 

Lady Gaga y Julie Andrews en el escenario

No hay comentarios:

Publicar un comentario