Ir al contenido principal

Tu mejor carta de presentación

Atónito, así me he quedado al leer el siguiente titular: "Una mujer británica de 50 años lleva 40 sin sonreír por miedo a que le salgan arrugas". Esta mujer ni siquiera sonrió al ver por primera vez a su hija, según publica el segundo periódico más leído en el Reino Unido, el DailyMail. Qué barbaridad, qué estupidez, he pensado al conocer la noticia. No creo que merezca la pena dejar de sonreír por evitar la aparición de arrugas y las líneas de expresión, síntomas de madurez, experiencia y de todo lo vivido. Los expertos creen que este truco extraño podría ser una técnica eficaz anti-envejecimiento sin necesidad de acudir al bótox. Y es que las arrugas, al parecer, surgen debido a la sonrisa constante. La mujer en cuestión asegura ser feliz y sostiene que el hecho de no sonreír no implica que esté enfadada con el mundo. 

Tess Christian

No creo que así sea, una persona demasiado seria que huye de la sonrisa no disfruta igual que los demás, está sumamente atenta de no reírse o de sonreír. Además son numerosas las investigaciones que destacan los múltiples beneficios de la sonrisa. Sonreír elimina el estrés y los pensamientos negativos, mejora el estado de ánimo y las relaciones personales, aumenta la seguridad en uno mismo y te hace más atractivo. En definitiva, sonreír mejora nuestra calidad de vida. Estoy prácticamente convencido de que Tess Christian, la mujer británica sin arrugas, no es feliz. Ha perdido 40 años de su vida. No hagáis lo mismo que ella. Chicos, chicas, no dejéis de sonreír, es vuestra mejor carta de presentación. 


Comentarios

  1. Pues me he quedado igual de atónita que tú. Las arrugas nunca deben de ser un motivo para dejar de sonreír. Y una persona que es feliz, sería incapaz de hacer desaparecer la sonrisa del rostro. ¿Ni siquiera cuando nació su hija?
    No quiero pensar en cómo crecerá la niña, no digo que la madre no la quiera, pero una niña que no vea sonreír a su madre con su gracia, al verla feliz... No puede ser sano.
    Yo sonrío. E incluso aunque algún día apetezca menos, se buscan los motivos para sonreír. Siempre se encuentran.
    Por arrugas... La obsesión por un rostro perfecto... ¡Cuán absurdo puede llegar a ser el ser humano!

    Yazmina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy absurdo Yazmina. Como bien dices, tenemos muchos motivos por los que sonreír y dar las gracias por todo lo que tenemos. Vinimos para disfrutar de la vida, no para aparentar ser eternamente jóvenes. La vida es chula, celebrémosla con una amplia sonrisa.

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo. Yo piendo que reir, reír a carcajadas nos alarga la vida y nos mantiene limpio el espiritu. Me encantan tus relatos Iker.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Cova!! Mensajes como el tuyo me dan ánimos para seguir escribiendo estos pequeños relatos. Que nadie nos quite la sonrisa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte