Ir al contenido principal

Veneno para el dolor

La pastilla mágica todo lo cura, desde el dolor de cabeza, dolor dental, muscular, hasta las molestias de la regla. Automedicarse, tomar demasiado ibuprofeno o paracetamol, e incluso exceder la dosis máxima recomendada, puede traer problemas gástricos, renales y de derrames de sangre en forma de ictus y trombosis a largo plazo. En España las cajas de pastillas de 600 miligramos son las más vendidas y si persiste el dolor, lo habitual es tomar dos o tres pastillas cada seis horas, superando así la dosis recomendada de 1.200 miligramos al día. Por eso, el Departamento vasco de Salud y las farmacias de Euskadi han puesto en marcha una campaña para advertir a la población de que la dosis máxima no debería superar los 400 miligramos por toma. Se recomienda no pasar de 500 o 600 miligramos por día. Y es que según el director del Centro de Información del Medicamento de Bizkaia, Juan Arco: "Los medicamentos no dejan de ser venenos que tomamos en pequeñas dosis". Además, el consumo exagerado de ibuprofeno o de paracetamol puede provocar no solo el efecto contrario al deseado, sino también efectos secundarios. Estreñimiento, diarrea, gases o distensión abdominal, mareo, nerviosismo, zumbidos en los oídos, pérdida de audición o agudización de asma, son tan solo algunos de sus efectos secundarios.

Pastillas de ibuprofeno

Contradictorio y sorprendente es el estudio que publicó un equipo de científicos de la Universidad de Texas (EEUU) y del Instituto Buck. Según esta investigación, este anti-inflamatorio alarga la vida de moscas, gusanos y de la levadura hasta en un 15% y que si trasladásemos este experimento a los humanos podríamos vivir una docena de años más. Lo que no sabemos es qué farmacéutica está detrás de esta investigación. ¿Si el ibuprofeno perjudica el estómago, el hígado y los riñones, cómo vamos a vivir 12 años más?
Nuestros abuelos viven ya más de 80 años y apenas han recurrido al ibuprofeno y al paracetamol, acudían a la medicina natural, y les funcionaba, ¿por qué no recuperamos esa saludable tradición? 
Existen multitud de remedios caseros. Ante el dolor de cabeza, zumo de manzana; para el dolor de estómago, infusión de jengibre con palos de canela y para cualquier dolor muscular, articular, golpes y/o moretones, Fisiocrem. Un gel compuesto por diferentes plantas naturales: Arnica, hipérico, calendula y melaleuca. 

Infusión de jengibre con palos de canela

Hay remedios naturales para todo tipo de malestares, no hay por qué acudir al dichoso ibuprofeno. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…