Ir al contenido principal

El lenguaje de todos

Caritas de risa, de horror, de enfado, frutas, animales, hasta bailaoras de flamenco... Los emojis forman parte de nuestra comunicación telemática de cada día a través de múltiples servicios, tales como Gmail o aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Spotbros, Telegram y Hangouts. Lo más curioso es que la mayoría de las veces que los usamos no solo nos limitamos a usar las palabras, damos más importancia a los emoticonos. 

Emojis
Los emojis nacieron en Japón, emoji significa imagen (e) + letra (moji) y originalmente tan solo se podían utilizar en los teléfonos nipones. Su popularidad llegó en 2011 cuando fueron incorporados al estándar Unicode y al sistema operativo de Apple. Cada símbolo refleja la peculiar cultura japonesa, aunque en Occidente muchos le han dado su propia interpretación. 

Por ejemplo, la cara comúnmente utilizada para expresar felicidad, con las cejas enarcadas, expresa alivio.

 
Y la cara roja enfadada, utilizada para expresar ira, en realidad significa una persona haciendo pucheros, alguien que está a punto de llorar. 


Los más utilizados, según una página web que contabiliza a tiempo real el uso de emojis en Twitter, son la cara que llora de risa y la mano con el OK. 

El problema es que son limitados y, a veces, no nos permiten expresar todo aquello que nos gustaría. Hace poco más de un mes, el sistema operativo de Apple lanzó 300 nuevos emoticonos para reflejar la diversidad humana, especialmente para el tono de la piel. El nuevo teclado emoji ofrece cinco variantes para los caracteres humanos, de esta forma, cualquier usuario puede elegir el color de piel que quiera utilizar.

Emoticonos multiraciales
Además, Unicode Consortium, la organización encargada de estandarizar caracteres a través de los diferentes sistemas operativos, acaba de dar a conocer una lista de nuevos emojis para junio de 2016. A los actuales se unirán una mano haciendo un selfie, un príncipe para la solitaria princesa del reino emoji, un patinete, un cruasán, una mujer embarazada, un apretón de manos, un hombre bailando, un payaso, un pepino, un aguacate y un corazón negro, entre otros. Un total de 38 nuevos emojis

Nuevos emojis para junio de 2016
De momento, hay aplicaciones que permiten crear sus propios emoticonos. La más popular es Imoji, que permite convertir en un emoticono cualquier imagen. Bitmoji permite crear un avatar personalizado (color de piel, pelo, vestuario...). Makemoji es quizás la app más 'profesional', en la que los emoticonos se crean desde cero. Y para los amantes extremos, Emojicate. App que solo permite comunicarse con emojis

Los emojis, con su uso masivo en WhatsApp, han revolucionado nuestra forma de comunicarnos. Son el lenguaje de todos y han llegado para quedarse.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…