Ir al contenido principal

Patéticos

Acaba una de las campañas electorales más reñidas de los últimos años, en la que nuestros políticos han hecho un sinfín de actividades para captar nuestro voto. Y es que debido a la irrupción de Podemos y Ciudadanos y la constante aparición de casos de corrupción, día sí y día también, el resto de partidos políticos se han visto obligados a ingeniárselas para atraer nuestra confianza. Hemos visto a Rajoy, Aguirre y Cifuentes montar en bicicleta por Madrid para hacer campaña; a Carmona, candidato socialista a la alcaldía de Madrid, vestido de chulapo; a Cospedal en una zapatería y a Barberá en un mercado de Valencia. 

Cifuentes, Rajoy y Aguirre haciendo campaña
Pero, si creíamos haberlo visto todo estábamos muy equivocados. Este año, han ido más allá y muchos de los candidatos han optado por los vídeos musicales para conseguir nuestro voto, sobre todo el de los más indecisos, que son el 40%. Monago, presidente de Extremadura, fue uno de los primeros en sorprendernos con un rap, aunque no ha sido el único. 


El alcalde de Oyón (Álava), Rubén Garrido, del PP ha grabado un vídeo cantando y bailando "camino del Ayuntamiento" de su pueblo para pedir a sus vecinos su reelección. Al paso del alcalde por las calles del pueblo se van uniendo vecinos. Garrido revolucionó las redes sociales y ya es considerado el peor vídeo electoral de la historia. 


Pero hay más. El Partido Independiente de Arroyomolinos (Madrid), también se ha apuntado a esta nueva estrategia electoral a ritmo de rap. "Arroyomolinos eres tú, Arroyomolinos soy yo, Arroyo somos tú y yo, Arroyo eres tú también". El PP de Pineda de Mar y su pegadizo "Pineda de Mar, donde los sueños se hacen realidad" a ritmo de David Bustamante tampoco ha dejado indiferente a nadie. Bachatas, raps... ¡Y coplas! Tomás Arconada, candidato a la alcaldía de Astorga por Democracia Regionalista se atrevió a cantar su programa en forma de copla. 


Otros vídeos musicales, afortunadamente, son más agradables para nuestros oídos, tales como la canción del PSOE de Orihuela (Alicante). No está tan mal, se puede escuchar. Antonio Galván, alcalde de Calzadilla de los Barros (Badajoz) y candidato a la reelección por el PP, presentó su programa a ritmo de bachata.


Unos haciendo el rídículo y, otros, incapaces de recordar sus propias propuestas, es lo que le ocurrió al candidato de Ciudadanos de Ciudad Real. "Somos nuevos en política, pero no somos nuevos en la vida", aseguraba Pedro Fernández, ya vemos ya. Finalmente, reconoció que los nervios le habían jugado una mala pasada. 


Y qué decir del candidato socialista a la alcaldía de Meruelo, que aparece desnudo cubierto por una rosa para tratar de vencer así el "miedo" al cambio. Municipio gobernado por el PP desde 1979.

El candidato socialista de Meruelo
Ante el inminente cambio político del domingo, muchos han hecho el mayor ridículo de sus vidas. Sus musicales bochornosos no convencen, su inacción, soberbia e ignorancia pesan demasiado. 

Barberá haciendo campaña en el mercado de Russafa

Comentarios

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte