miércoles, 13 de abril de 2016

La cadena de las gangas

Zapatillas a 10 euros, camisas a 5, camisetas a 2... Gangas y más gangas. Prendas increíblemente baratas. La ropa de mercadillo ya es más cara de la que se vende en el gigante de la ropa a bajo coste. Pero, ¿por qué es tan barata la ropa de Primark? ¿Cuál es su secreto? 

Primark
El éxito de la firma irlandesa puede resumirse en tres pilares: ser una cadena de suministro eficiente, buscar productos con diseños sencillos y materiales baratos, y no repetir pedidos, todo el stock lo vende en tienda, a cualquier precio y sin volver a traerlo, lo que reduce costes. Si bien, su estrategia va más allá de vender ropa barata. 

Prendas ordenadas por colores y a bajo coste
Primark no invierte un solo euro en publicidad, confía en el boca a boca. Además son miles las youtubers que anuncian sus productos de forma gratuita. 


El hipermercado de las gangas busca locales baratos y abre sus primeras tiendas en centros comerciales de la periferia donde seduce a sus primeros clientes, usuarios afectados por la crisis, españoles que quieren seguir comprando con sueldos muchos más bajos. 

La cadena irlandesa también carece de personal de atención en tienda y aplica su gran secreto: convertir una tienda de ropa en un supermercado. 

Jerseys a 8 euros
Lo más característico del gigante de la ropa barata son sus enormes cestas, cestas que recuerdan a las de un supermercado. Su objetivo: que los clientes las llenen hasta arriba. El orden de los productos es otra de sus señas de identidad, al igual que el número de cajas para pagar. Hay tantas camisetas, tantos zapatos y tantos pantalones que, por impulso, y sin pensar realmente en su utilidad o en nuestra propia necesidad, acabamos comprando.

Clientas en el gigante irlandés
Primark también reduce costes en producción. Fabrica sus prendas en China, Turquía y Bangladés. Tampoco vende online. El 95% de sus tiendas utiliza sistemas de gestión energética para controlar el consumo energético supervisando los niveles de iluminación y temperatura, incluso sus bolsas son de papel reciclado.

Primark fabrica sus prendas en Bangladés
La empresa de moda barata es de las pocas que en plena crisis ha abierto 41 tiendas, solo en nuestro país. Su último local, en plena Gran Vía de Madrid, es el segundo más grande del mundo con 12.400 m2 repartidos en cinco plantas. Primark pretende llevar ese modelo al centro de otras ciudades españolas. Abrirá en Palma de Mallorca y Bilbao. 

Interior del Primark de la Gran Vía madrileña
Lo cierto es que hoy quien no cambia de vestuario es porque no quiere. La relación calidad/moda/precio es excelente en Primark. Ya no hay necesidad de vestir la misma prenda durante cuatro largas temporadas pero, ¿contribuimos así a la explotación laboral y al consumismo? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario