Ir al contenido principal

La cadena de las gangas

Zapatillas a 10 euros, camisas a 5, camisetas a 2... Gangas y más gangas. Prendas increíblemente baratas. La ropa de mercadillo ya es más cara de la que se vende en el gigante de la ropa a bajo coste. Pero, ¿por qué es tan barata la ropa de Primark? ¿Cuál es su secreto? 

Primark
El éxito de la firma irlandesa puede resumirse en tres pilares: ser una cadena de suministro eficiente, buscar productos con diseños sencillos y materiales baratos, y no repetir pedidos, todo el stock lo vende en tienda, a cualquier precio y sin volver a traerlo, lo que reduce costes. Si bien, su estrategia va más allá de vender ropa barata. 

Prendas ordenadas por colores y a bajo coste
Primark no invierte un solo euro en publicidad, confía en el boca a boca. Además son miles las youtubers que anuncian sus productos de forma gratuita. 


El hipermercado de las gangas busca locales baratos y abre sus primeras tiendas en centros comerciales de la periferia donde seduce a sus primeros clientes, usuarios afectados por la crisis, españoles que quieren seguir comprando con sueldos muchos más bajos. 

La cadena irlandesa también carece de personal de atención en tienda y aplica su gran secreto: convertir una tienda de ropa en un supermercado. 

Jerseys a 8 euros
Lo más característico del gigante de la ropa barata son sus enormes cestas, cestas que recuerdan a las de un supermercado. Su objetivo: que los clientes las llenen hasta arriba. El orden de los productos es otra de sus señas de identidad, al igual que el número de cajas para pagar. Hay tantas camisetas, tantos zapatos y tantos pantalones que, por impulso, y sin pensar realmente en su utilidad o en nuestra propia necesidad, acabamos comprando.

Clientas en el gigante irlandés
Primark también reduce costes en producción. Fabrica sus prendas en China, Turquía y Bangladés. Tampoco vende online. El 95% de sus tiendas utiliza sistemas de gestión energética para controlar el consumo energético supervisando los niveles de iluminación y temperatura, incluso sus bolsas son de papel reciclado.

Primark fabrica sus prendas en Bangladés
La empresa de moda barata es de las pocas que en plena crisis ha abierto 41 tiendas, solo en nuestro país. Su último local, en plena Gran Vía de Madrid, es el segundo más grande del mundo con 12.400 m2 repartidos en cinco plantas. Primark pretende llevar ese modelo al centro de otras ciudades españolas. Abrirá en Palma de Mallorca y Bilbao. 

Interior del Primark de la Gran Vía madrileña
Lo cierto es que hoy quien no cambia de vestuario es porque no quiere. La relación calidad/moda/precio es excelente en Primark. Ya no hay necesidad de vestir la misma prenda durante cuatro largas temporadas pero, ¿contribuimos así a la explotación laboral y al consumismo? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…