Ir al contenido principal

Las frutas cítricas

Existen muchas variedades de cítricos pero las más conocidas y consumidas son la naranja, dulce y agria, el limón, la mandarina, el pomelo y la lima. Estas frutas poseen un característico sabor ácido y son una fuente natural de vitaminas y minerales. Y es que estas frutas son excelentes para bajar los niveles de colesterol y ácido úrico en sangre o proteger nuestro sistema digestivo. 

Cítricos
Consumirlas diariamente, sobre todo en ayunas, contribuyen a la limpieza, hidratación y embellecimiento de nuestra piel. La naranja, por ejemplo, desinfecta las vías digestivas, disuelve los alimentos, alivia la acidez estomacal y favorece la cicatrización de las úlceras del duodeno y el estómago. 

Tanto la naranja, el limón como la mandarina ayudan a eliminar todas esas sustancias tóxicas que incorporamos de ambiente y que tienden a acumularse en nuestros tejidos provocándonos cansancio e incluso la aparición de tumores malignos. 

Naranjas
La mandarina, por su parte, es capaz de eliminar el plomo, el mercurio, el cadmio y el cromo que se hallan en la sangre. Depura los órganos y regenera los tejidos. El pomelo es rico en fibra y contiene gran cantidad de vitamina A, la cual es muy importante para fortalecer el sistema inmune, además de ser un poderoso antioxidante que previene considerables problemas de salud, incluyendo el cáncer. También nos ayuda a perder peso. 

Mandarinas
Pomelo rojo 
Los beneficios de la lima también son cuantiosos. Esta fruta exótica y fuertemente aromática tiene propiedades desintoxicantes, diuréticas, expectorantes y antisépticas. Su consumo ayuda a evitar el cansancio, las molestias reumáticas y la propensión a catarros e infecciones. 

Limas
El consumo de cítricos se recomienda antes de las dos de la tarde, porque es cuando realmente son beneficiosos para el organismo. La naranja y la mandarina son frutas que deben comerse solas, de no ser así pueden ocasionarte problemas gástricos, y recuerda que la naranja es oro por la mañana, plata al mediodía y plomo por la noche. 

Zumo de limón
Cuidado, eso sí, con la ingesta de ciertos zumos de fruta, ya que impiden la acción de determinados fármacos. Es el caso de los zumos de pomelo. Teniendo en cuenta estas recomendaciones... ¡A consumir cítricos todo el mundo! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…