Ir al contenido principal

¡Walla!

Si no te gusta, súbelo súbelo, ¿te suena? Es Wallapop, la aplicación móvil que permite comprar y vender artículos de segunda mano cerca de ti. Plataforma que ofrece la posibilidad de sacar un ingreso extra poniendo a la venta cosas que ya no utilizas, ya sean aparatos electrónicos, ropa, libros, muebles, muñecas, clips, zapatillas, hasta cepillos de dientes. Y es que todo aquello que imaginas es vendible y lo que no, también. 

Logo de Wallapop
Este servicio de compra-venta ha tenido una buenísima acogida en nuestro país y compite con aplicaciones como YuMe (Android), Mi Trastero (Apple y Android), Chicfy (Apple) y Segunda Mano (Apple, Android y Windows). Al margen de todas estas apps, Wallapop ha implicado a que muchos consumidores hayan optado por lanzarse a comprar y vender productos de segunda mano entre vecinos. 

Productos de la plataforma
Lo que la distingue de grandes portales como segundamano.es o milanuncios.com es que Wallapop no es un portal online, sino una aplicación móvil donde comprar y vender a través de un smartphone. Es tan fácil como registrarse y subir fotos del producto que quieres vender. Artículo que se debe clasificar en una de las muchas categorías que ofrece la aplicación (tecnología e informática, coches, deporte, muebles, moda inmobiliaria, electrodomésticos...) y al que se le añade el precio opcional y una breve descripción. 

Geolocalización 
Lo mejor de esta app es que facilita el contacto directo con los interesados a través de la geolocalización y que el usuario puede consultar qué se está vendiendo a su alrededor esté donde esté. Tal revuelo ha generado este mercadillo online que en él se venden artículos de lo más variopintos. Productos tan sorprendentes como vestidos de comunión, bombonas de butano, azucarillos y cepillos de dientes, todo de segunda mano. 


¿Estás buscando una paellera económica? Tienes una seminueva en Wallapop. 


¿Harta de usar siempre la misma ropa interior? Una usuaria vende sus bragas y tangas por 20 euros. Las envía por PayPal en bolsa hermética, todo un detalle por su parte. 


¿Te aburres como una ostra? María vende rodillazos a 8 euros aunque el precio, asegura, se puede negociar. ¡Menos mal! 


¿Cansado de tu cepillo de dientes habitual? No busques más, Wallapop ofrece una amplia gama de cepillos usados. Éste, por ejemplo, limpia como el primer día. 


¿Buscas el disco de Los Gemeliers? Una usuaria regala el de su hermana por no escuchar más semejante porquería. 


¿Harta del nacionalismo catalán? Freddy vende su tanque para invadir comunidades autónomas con ganas de ser independientes. 



Todo un chollazo, ¿verdad? Pues hay mucho más. Desde ceniceros del Barça, botes de Nocilla, fregonas, hasta madres para dar collejas. 


Risas y anuncios reales aparte, la venta de productos de segunda mano se ha disparado en España debido a la crisis. Parece que por fin hemos perdido la vergüenza de comprar y vender artículos usados. Si tienes curiosidad por descubrir más productos insólitos y ocurrentes de Wallapop, te animo a que visites la cuenta de Twitter de @wallapuff ¡No tiene desperdicio! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…