viernes, 5 de febrero de 2016

Barbies bajitas y rellenitas

Mattel, la mayor compañía de juguetes del mundo, acaba de presentar una nueva Barbie, una muñeca más humana con proporciones "de verdad". La considerada desde hace años como la muñeca más famosa del mundo se baja así de los tacones y abandona por fin su extrema delgadez para adaptarse a la vida real. 

Las nuevas Barbies serán altas, bajas, delgadas y con curvas. Tendrán tres alturas y tres pesos diferentes. Además contarán con siete tonos de piel, 22 colores de ojos y 24 peinados diferentes. Es por eso que las niñas y niños de hoy ya no tendrán problemas para encontrar alguien que se les parezca a ellos. La decisión de incluir otros prototipos de muñecas se produce tan solo un año después de que Mattel introdujera muñecas Barbie con tobillos móviles que permitirían que las muñecas usaran zapatos bajos por primera vez.

Las nuevas muñecas Barbie
Las causas de este cambio son muy sencillas: su particular canon de belleza irreal e inalcanzable y la aparición de muñecas mucho más realistas como las Bratz o las Frozen. La nueva Barbie ya está a la venta en Estados Unidos y llegará a España a lo largo de este año bajo el título de Barbies Fashionistas. 

Tras su renovada, esperada y drástica transformación, las redes sociales piden también una versión más realista de su novio Ken. Muñeco que hasta ahora luce un cuerpo perfecto con músculos bien definidos. Los tuiteros quieren un Ken 'fofisano' y que luzca pasado en kilos con el fin de mostrarle a los niños figuras que sean más reales en los juguetes. Al fin y al cabo, tanto Barbie como Ken son y han sido iconos infantiles.

Ken pasado de kilos
Tal es su influencia que algunos jóvenes deciden pasar por quirófano con la única intención de parecerse a sus muñecos favoritos. Sí, sí, hablamos de Valeria Lukyanova, una modelo ucraniana que se sometió a decenas de cirugías para parecerse a la muñeca, y del eslovaco Justin Jedlica, famoso por hacerse 190 operaciones para ser igual que el novio de Barbie. 

Justin Jedlica, el Ken humano
Valeria Lukyanova, la Barbie humana
No sé a ti, pero a mí me dan hasta miedo. ¿Qué necesidad hay de parecerse a un muñeco de plástico? La gente está muy, pero que muy mal de la cabeza.

Los juguetes, especialmente las muñecas, juegan un papel fundamental en el desarrollo moral de nuestros más pequeños. Contribuyen al crecimiento integral de su personalidad física, social y afectiva. 

Barbie y otro tipo de muñeca
Barbie (1959) ha sido hasta hoy una muñeca irreal y machista que fomentaba estereotipos imposibles. Su cambio era, evidentemente, necesario. Creo que Mattel ha dado un gran paso hacia la diversidad. ¡Ya era hora!

No hay comentarios:

Publicar un comentario