martes, 23 de febrero de 2016

Ropa Desigual

Su moda es atípica, desenfadada y original. Amada por unos y odiada por otros,  Desigual es una empresa española con sede en Barcelona que se caracteriza por sus diseños, sus estampados de colores vivos y la incorporación de garabatos en sus prendas. 

Logo Desigual
Al parecer, los inicios de la empresa catalana fueron gracias a un golpe de suerte. Christian Meyer, uno de los dos hermanos fundadores de la marca, transformó 3.000 jeans de segunda mano en cazadoras vaqueras bajo la técnica del patchwork (el arte de unir telas de diferentes colores y tamaños). Tras esta divertida y no menos curiosa historia se esconden una base de negocio, unos planes para la empresa y unos objetivos a los que Desigual aspiraba y ha conseguido. 

Desfile de la marca catalana
Fue en 1984 cuando los hermanos suizos Meyer, Christian y Thomas fundaron la empresa. Desde entonces sus atrevidos y vistosos diseños no han parado de difundir positivismo, creatividad y diversión a lo largo y ancho del mundo. Su firma de moda Desigual tampoco ha parado de aumentar sus ingresos, 963,5 millones de euros en 2014. 

Hoy está presente en 109 países y cuenta con más de 4.200 embajadores de "la vida es chula" de más de 90 nacionalidades. Desigual cuenta con tiendas y puntos de venta en Andorra, Austria, Baréin, Bélgica, Colombia, Costa de Marfil, Chile, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Hong Kong, Islandia, Irlanda, Italia, Corea del Sur, Japón y Kuwait entre muchos otros países. 

Ropa y accesorios de hombre y mujer
La empresa catalana vende ropa y accesorios para hombre, mujer y niño. Su éxito es abrumador. Transformar con el producto a la sociedad es una de las claves de su fama. Y es que Desigual es colorista, divertida y hace partícipe a todos sus consumidores. 

Accesorios Desigual

Entre sus eslóganes más conocidos destacan: "Desigual no es lo mismo" y "la vida es chula". Más polémicas y provocadoras han sido algunas de sus campañas. En enero de 2011 Desigual puso en marcha en España y Portugal una campaña en la que se invitaba a sus clientes a entrar desnudos y a salir vestidos.

Campaña "Entra desnudo, sal vestido"
Tal fue su éxito que en junio la campaña se repitió en Londres, Berlín, Estocolmo, Madrid, Praga, y Nueva York. Controversia también alrededor de algún que otro anuncio publicitario. En 2014 Desigual lanzó un spot en clave de humor para el día de la madre en el que se ve a una joven pinchando un preservativo para desear un "feliz día de la madre". 


Ante el aluvión de críticas en redes sociales, la empresa catalana censuró el momento "pinchazo" del spot (Puede verse en el vídeo). Pero a Desigual le interesa que hablen de ella, para bien o para mal. Su objetivo principal no es otro que conocer y consumir su particular y llamativa moda. Tal es así que en 2014 la firma española fichó a una joven canadiense de 19 años con vitíligo (enfermedad que ante la falta de melanina provoca manchas en la piel) como nuevo rostro de su nueva línea de lunares. 

Winnie Harlow, la modelo con vitíligo, imagen de Desigual
La propia compañía lo tiene claro: "las diferencias son la salsa de la vida". Divertida fue también la burla a uno de sus últimos anuncios. He aquí el anuncio original y su parodia:



Sea como fuere Desigual es única. Para trabajar busca personal con al menos un año de experiencia en fashion retail, con sensibilidad y gusto por la moda, así como con inglés (obligatorio) y otro idioma extranjero (francés, italiano, alemán, ruso...). Desigual me chifla, lástima que sus diseños sean tan costosos. 

Desigual

No hay comentarios:

Publicar un comentario