domingo, 11 de junio de 2017

El héroe del monopatín

La muerte de Ignacio Echeverría ha conmocionado al país, sobre todo desde que las autoridades británicas hicieran oficial su fallecimiento, después de estar tres días desaparecido. El "héroe del monopatín", como le han bautizado algunos medios ingleses, murió tras intentar proteger a una mujer de los terroristas que atentaron en Londres el pasado sábado 3 de junio. 

Ignacio Echeverría
Ignacio nació en Ferrol y se crió en Madrid, era abogado y llevaba un año en Londres donde trabajaba en el banco HSBC como analista de prevención de blanqueo de capitales. El joven de 39 años volvía de patinar con sus amigos en la zona de Borough Market cuando vio a un hombre atacar con un cuchillo a una mujer. Ignacio se detuvo, se bajó de la bicicleta y se interpuso entre el agresor y la víctima. Mientras golpeaba al terrorista con su monopatín otros dos le agredieron por la espalda e Ignacio quedó tendido en el suelo. Desde el sábado por la noche y hasta el miércoles nada se supo de él. 

El miércoles, su hermana confirmaba la muerte de su hermano a través de Facebook alabando el comportamiento ejemplar del Ministerio de Exteriores. Los hermanos de Ignacio Echeverría hablaron con los medios el jueves. Ambos extendieron su agradecimiento a las autoridades y a todos aquellos que les ayudaron. "Algo muy triste que se está convirtiendo en algo muy bonito y muy grandioso que nos hace querer más a nuestro hermano, a nuestros amigos y a nuestro país", dijo emocionada su hermana Ana. 

Hermanos de Ignacio Echeverría
El Gobierno ha expresado su admiración y la de todos los españoles por su valentía y comportamiento heroico, por eso le ha concedido la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. 

No todos los héroes llevan capa, algunos van en patinete. Ignacio Echeverría ya descansa en el cementerio de Las Rozas. Su acto heroico es imborrable. 

2 comentarios:

  1. Que triste el caso de Ignacio, yo no lo conocía pero bueno leyendo tu articulo ahora se de que se trata, hay muchos héroes que quedan en el limbo y los blogs es una manera de reconocer su heroísmo.
    Saludos y QDEP Ignacio Echeverria

    ResponderEliminar