domingo, 22 de marzo de 2015

Korrika: marcha a favor del euskera

La Korrika es una marcha que se celebra cada dos años por estas fechas y su principal objetivo no es otro que impulsar la cultura vasca y la expansión del euskera a todos los sectores de la sociedad vasca. La primera Korrika se realizó en 1980 y se celebraba cada año y medio, aunque a partir de 1983 comenzó a realizarse cada dos años. La de este año es la decimonovena edición, y durante los 11 días de Korrika recorrerá 2.459 kilómetros por los pueblos y ciudades de Euskal Herria para acabar en Bilbao el 29 de marzo. 

Lema de la Korrika 19

La singularidad de la Korrika es que no se detiene en ningún momento, tampoco por la noche. Desde el primer hasta el último día, el testigo (palo de madera tallada con una pequeña ikurriña), va pasando de mano en mano y pueblo por pueblo. Los corredores que llevan el testigo "compran los kilómetros" para ayudar económicamente a AEK, asociación encargada de la marcha y de la euskaldunización de adultos que tiene como misión la recuperación del euskera. Tras el testigo, se forma la cabecera de la marcha que posee una pancarta en la cual se puede leer el lema de cada edición, "Euskahaldun!" es el último, con el que se pretende reivindicar el empoderamiento de los euskaldunes para normalizar el uso del euskera. 

Testigos de la Korrika 19
Nunca es tarde para aprender, 50.000 personas ya lo han logrado los últimos años tras pasar por el euskaltegi (centros de enseñanza en euskera). Según la Consejera de Educación, Cristina Uriarte, "Euskadi ha ganado 275.635 hablantes de euskera entre 1986 y 2011, la mayoría de ellos 'euskaldun berris' (los que han aprendido euskera en la edad adulta)". La mayoría de los hablantes ganados son, sobre todo, jóvenes. Entre los menores de 20 años el aumento de euskaldunes en estos 25 años ha alcanzado el 40%. Y entre los mayores de 65 años, sin embargo, el ascenso de nuevos hablantes es inferior al 2%. Los principales medios para aprender euskera son la escuela y los euskaltegis. Aun así, se constata un descenso de su uso en el hogar y en la calle.

Imágenes de la Korrika 17
Todavía queda mucho por hacer, debemos no solo conservar nuestra lengua, sino también aumentar su uso para evitar su extinción. Por eso, AEK y Korrika animan a la sociedad a usar esa fuerza, porque serán el querer y el poder de todos los que harán que nuestro pueblo mantenga su lengua. Somos únicos y unos privilegiados, conservemos nuestros tesoros lingüísticos. 


2 comentarios:

  1. Aquí también tenemos nuestra Korrika particular. No habéis oído con qué entusiasmo la alcaldesa de Valencia hace sus discursos en un valenciano perfecto?? Ay!, Que me sube el caloret y el "fred" del verano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nosotros aquí de caloret nada, lloviendo a mares de noche y de día. Barberá patética y el apoyo que tuvo de los concejales populares, inentendible.

      Eliminar