Ir al contenido principal

Korrika: marcha a favor del euskera

La Korrika es una marcha que se celebra cada dos años por estas fechas y su principal objetivo no es otro que impulsar la cultura vasca y la expansión del euskera a todos los sectores de la sociedad vasca. La primera Korrika se realizó en 1980 y se celebraba cada año y medio, aunque a partir de 1983 comenzó a realizarse cada dos años. La de este año es la decimonovena edición, y durante los 11 días de Korrika recorrerá 2.459 kilómetros por los pueblos y ciudades de Euskal Herria para acabar en Bilbao el 29 de marzo. 

Lema de la Korrika 19

La singularidad de la Korrika es que no se detiene en ningún momento, tampoco por la noche. Desde el primer hasta el último día, el testigo (palo de madera tallada con una pequeña ikurriña), va pasando de mano en mano y pueblo por pueblo. Los corredores que llevan el testigo "compran los kilómetros" para ayudar económicamente a AEK, asociación encargada de la marcha y de la euskaldunización de adultos que tiene como misión la recuperación del euskera. Tras el testigo, se forma la cabecera de la marcha que posee una pancarta en la cual se puede leer el lema de cada edición, "Euskahaldun!" es el último, con el que se pretende reivindicar el empoderamiento de los euskaldunes para normalizar el uso del euskera. 

Testigos de la Korrika 19
Nunca es tarde para aprender, 50.000 personas ya lo han logrado los últimos años tras pasar por el euskaltegi (centros de enseñanza en euskera). Según la Consejera de Educación, Cristina Uriarte, "Euskadi ha ganado 275.635 hablantes de euskera entre 1986 y 2011, la mayoría de ellos 'euskaldun berris' (los que han aprendido euskera en la edad adulta)". La mayoría de los hablantes ganados son, sobre todo, jóvenes. Entre los menores de 20 años el aumento de euskaldunes en estos 25 años ha alcanzado el 40%. Y entre los mayores de 65 años, sin embargo, el ascenso de nuevos hablantes es inferior al 2%. Los principales medios para aprender euskera son la escuela y los euskaltegis. Aun así, se constata un descenso de su uso en el hogar y en la calle.

Imágenes de la Korrika 17
Todavía queda mucho por hacer, debemos no solo conservar nuestra lengua, sino también aumentar su uso para evitar su extinción. Por eso, AEK y Korrika animan a la sociedad a usar esa fuerza, porque serán el querer y el poder de todos los que harán que nuestro pueblo mantenga su lengua. Somos únicos y unos privilegiados, conservemos nuestros tesoros lingüísticos. 


Comentarios

  1. Aquí también tenemos nuestra Korrika particular. No habéis oído con qué entusiasmo la alcaldesa de Valencia hace sus discursos en un valenciano perfecto?? Ay!, Que me sube el caloret y el "fred" del verano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nosotros aquí de caloret nada, lloviendo a mares de noche y de día. Barberá patética y el apoyo que tuvo de los concejales populares, inentendible.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…