Ir al contenido principal

Un país devastado por la guerra

Son ya cuatro años de bombas, de dolor, de miedo... y Siria no puede más. La guerra civil siria ya es considerada como "la mayor tragedia de nuestra era". Esta salvaje guerra de difícil solución ha causado más de 200.000 muertos, de los que 10.000 han sido niños, y casi cuatro millones de refugiados, repartidos en 40 países. 

Un hombre llora mientras sostiene el cuerpo de su hijo 

En la guerra civil siria también han sido asesinados al menos 81 profesionales del periodismo mientras cubrían el conflicto, según el recuento del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés). Solo la guerra de Irak se ha cobrado la vida de más informadores, pero "Siria está rápida y trágicamente alcanzándola", asegura el Comité. Y en Alepo, donde ahora viven unas 300.000 personas cuentan con la única asistencia sanitaria de 97 médicos, no todos con la formación completa. El actual conflicto bélico sirio comenzó al calor de las primaveras árabes. Las primeras protestas fueron pacíficas, muchos jóvenes sirios hartos de la represión y la corrupción del régimen alauí de la familia Asad, se manifestaron para pedir más democracia y libertad. Pero a diferencia de Túnez, Egipto y Libia, cuyos líderes fueron derrocados, Bachar Al Asad continuó como presidente y aquellas marchas pacíficas acabaron convirtiéndose en una interminable y dolorosa guerra civil. 

Las bombas destruyen la ciudad siria de Alepo

Al Asad, actual presidente de Siria, lleva en el Gobierno desde el 2000, tras suceder a su padre quien presidió Siria durante 30 años hasta su muerte. Fue en agosto de 2013 cuando el régimen sirio usó un intenso bombardeo con armas químicas en las zonas controladas por los rebeldes en torno a la capital, Damasco. La Coalición Nacional Siria (CNFROS) denunció que al menos 1.300 personas murieron en el ataque, muchos de ellos niños y algunos bebés de meses. Aquel arsenal químico de Siria salió del país para ser destruido en el Mediterráneo. Una treintena de países aportaron fondos y medios de transporte, además de apoyo logístico, para llevar el arsenal a la costa siria. EEUU y Rusia llegaron a un acuerdo que no incluía medidas de sanción a Siria, y la ONU confirmó "inequívocamente" que se usaron armas químicas en Siria. 
A la dramática situación siria hay que añadirle el sangrante avance del Estado Islámico, y es que sus métodos de asesinato son incluso peores que los de la dictadura de Bachar Al Asad. En 2013 el EI instauró un califato en Irak y Siria, y a ojos de la comunidad internacional el conflicto sirio es ya un mal menor. Su objetivo es acabar con el EI y no buscar una solución a la guerra civil siria. Su presidente, Bachar Al Asad no está dispuesto a marcharse, es por ello que ayer el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, anunció que su país tendría que negociar con Al Asad para poner fin al conflicto. "Al final tenemos que negociar...todos coinciden en que no hay solución militar, solo hay una solución política", aseguró Kerry en una entrevista.
Los datos son escalofriantes, cerca de 11 millones de sirios, la mitad de la población, se ha visto obligada a dejar sus casas, cuatro de cada cinco sirios viven en la pobreza y la esperanza de vida que antes de la guerra alcanzaba los 76 años, apenas llega a los 56. 
No podemos mirar para otro lado, la población siria llora de dolor y nadie hace nada por parar esta barbarie. Basta ya de tanta denuncia, menos palabras y más hechos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…