jueves, 26 de marzo de 2015

Sobre la tragedia aérea en Francia

Que no cunda el pánico, a pesar del siniestro del Airbus A320, viajar en avión es cada vez más seguro. Los accidentes graves han descendido considerablemente en las últimas décadas y el primer trimestre de 2015 se sitúa como el menos trágico en toda la historia de la aviación mundial desde que hay datos. Cada vez hay más vuelos, menos accidentes graves y menos muertos. Los años más siniestros se concentraron entre 1943 y 1945, debido a los siniestros aéreos de la II Guerra Mundial. La década de los 60 y 70 fue la más grave de toda la historia en número de víctimas mortales y 1972 es el año más trágico en la aviación con 2.920 muertos. En los 96 años de datos recogidos por Aviation Safety Network 2013 es el año con menos siniestros, aunque en 2014 hubo un aumento considerable de víctimas. El más grave se produjo en julio, cuando un avión fue derribado por un misil en Ucrania, fallecieron los 298 pasajeros.

Los siniestros aéreos impactan más que los accidentes de tráfico por el número de víctimas mortales, y es que en la mayoría de las tragedias aéreas no hay supervivientes. En los últimos doce meses, más de mil personas han fallecido en ocho accidentes de avión. Parecen muchos, pero los datos son a nivel mundial. En 2014, tan solo en España, hubo 1.131 muertos en las carreteras, y 3.500 personas mueren cada día en accidentes de tráfico en el mundo. 

También es cierto que el accidente aéreo del martes es el tercero más trágico en Francia y el impacto que ha provocado en Europa es considerable. El Airbus de la compañía alemana Germanwings, que efectuaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf se estrelló en los Alpes franceses con 150 personas a bordo, 144 pasajeros y 6 miembros de la tripulación. No hay supervivientes. Entre las víctimas hay 51 personas con apellidos españoles, también hay alemanes, británicos, mexicanos, argentinos, colombianos y marroquíes.

La zona del siniestro
16 de las víctimas eran estudiantes alemanes de intercambio, también viajaban un empresario textil, dos cantantes de ópera, la mujer del jefe de gabinete del líder de ERC, Oriol Junqueras y dos periodistas deportivos iraníes, entre otros. Rajoy, Mas, Merkel y Hollande ya han visitado la zona y Rajoy se ha ofrecido a Hollande para participar en la investigación del accidente de avión de Germanwings. Ya se ha recuperado una de las cajas negras del avión, los expertos no descartan nada y se barajan múltiples hipótesis para explicar el accidente: avería técnica, error de pilotaje, atentado terrorista... 

Merkel, Hollande y Rajoy en la zona del accidente

Quizá lo más triste de todo han sido los comentarios ofensivos que han circulado por Internet en contra de algunas de las víctimas por ser catalanas. Algunos de esos mensajes decían: "Lo del accidente de avión me parece muy bien si había catalanes dentro de él" o "A ver, a ver, no hagamos un drama, que en el avión iban catalanes, no personas". El Ministerio del Interior investiga ya más de 20 perfiles relacionados con esos tuits. 

Algunos de los tuits ofensivos

Dos cosas: viajar en avión sigue siendo la opción más segura, aunque últimamente parezca todo lo contrario y a estos sinvergüenzas que han celebrado la muerte de algunas de las víctimas por ser de origen catalán, deberían cerrarles sus perfiles, sancionarles económicamente y obligarles a realizar labores sociales para que cambiaran esa actitud negativa hacia algunas personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario