miércoles, 16 de septiembre de 2015

La disciplina del sudor

Ni pilates, ni spinning, ni zumba, ahora lo que se lleva es el Bikram Yoga, cuya modalidad se practica a 40 grados de temperatura durante los 90 minutos que dura cada clase. Bikram Choudhury (Calcuta, India), su fundador, creó esta práctica a principios de los 80, hace ya más de treinta años. Y es que a los 17 años Choudhury se rompió las rodillas y la espalda levantando pesas. Le dijeron que no volvería a caminar, pero con la ayuda de su gurú y el Bikram Yoga se recuperó por completo. 

Clase de Bikram Yoga
En cada sesión se realizan una serie de 26 posturas, incluyendo un ejercicio de respiración al principio y al final de cada clase. Cualquiera puede hacerlo, pero se recomienda, sobre todo, a aquellas personas que quieren hacer yoga para perder peso. Sin embargo, esta modalidad requiere un cierto nivel de aptitud física y tolerancia al calor, no es ni para impacientes ni sordos de cuerpo. Esos cuarenta grados centígrados aceleran el porcentaje de cambio dentro del cuerpo, mejoran la circulación, ayudan a eliminar toxinas y disminuyen el riesgo de lesiones. El sofocante calor de la sala calienta el cuerpo a una temperatura impresionante y una vez que los músculos están lo suficientemente calientes, se pueden realizar estiramientos más profundos. 

90 minutos a 40 grados de temperatura
El Bikram Yoga también aumenta la resistencia y la flexibilidad y proporciona protección adicional para las articulaciones y la columna vertebral con el fin de evitar lesiones. Esta modalidad, según su fundador, "es el único ejercicio que existe que se puede practicar a cualquier edad. Siempre habrá alguna postura que mejore tu salud, tu mente y tu alma". Cumple así la máxima de 'mens sana in corpore sano'. 

Su fundador, Bikram Choudhury
La clave del Bikram Yoga no es otra que saber estar contigo mismo en silencio. Son muchos los famosos que practican esta actividad que está siendo un éxito en España. Una especialidad que tiene entre sus adeptos a Nacho Cano y Anne Igartiburu. Y es que el Bikram Yoga además de hacernos sudar la gota gorda y perder peso, también combate el estrés laboral y los malos hábitos alimenticios. 

Anne Igartiburu lo practica desde hace dos años y medio
Antes de realizar la primera clase es recomendable conocer un par de cuestiones. Es importante hidratarse antes de la práctica y utilizar una toalla frecuentemente para secarse el sudor, así como no comer antes de la clase y llevar el mínimo de ropa posible. Se dice que durante los 90 minutos se atraviesa el infierno y cuando se termina se llega al cielo. Ya conocemos uno de los grandes secretos de altos ejecutivos, actores, entrenadores y amas de casa... ¿Te gustaría perder peso al mismo tiempo que desintoxicas tu cuerpo y aumentas tu resistencia? Apúntate a Bikram Yoga, la disciplina del sudor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario