Ir al contenido principal

La enfermedad del olvido

Fases del Alzheimer
Cada 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer, declarado por la Organización Mundial de la Salud. Es, sin duda, el día más importante del año para todas las asociaciones de familiares de personas con Alzheimer y otras demencias. Su principal objetivo es dar a conocer la enfermedad y difundir información. Asimismo, la Fundación Alzheimer España acaba de lanzar la campaña 'Memorias Perdidas' para aumentar la concienciación social. 


En España existen 700.000 casos, de los que 200.000 podrían estar sin diagnosticar. Además, en nuestro país se registran 40.000 nuevos casos de Alzheimer cada año. Las cifras son alarmantes, y es que por cada paciente diagnosticado hay dos personas afectadas (enfermo y cuidador). Se acaba de conocer además que el 70% de los cuidadores no profesionales de personas con Alzheimer está en riesgo de sufrir trastornos orgánicos y fisiológicos debido a la sobrecarga. 

Este trastorno se produce por una alteración neurodegenerativa primaria que suele aparecer a partir de los 65 años, aunque se han dado casos entre menores de 40 años. Las personas con Alzheimer padecen cambios microscópicos en el tejido de ciertas partes del cerebro y pérdida progresiva de una sustancia vital para su funcionamiento, la acetilcolina. 

Un cerebro normal y otro dañado por la enfermedad
La mayoría de los enfermos son mujeres porque son éstas las que más viven y un 40% de los pacientes con Alzheimer presenta antecedentes familiares. La enfermedad se divide en tres estadios: leve, moderado y grave. En el primer estadio, el enfermo olvida pequeñas cosas y la enfermedad pasa prácticamente desapercibida. En la segunda fase, resulta evidente para la familia y allegados. El deterioro avanza con rapidez. El enfermo pierde memoria y es incapaz de razonar y comprender. En su última etapa, los enfermos no reconocen a sus familiares y amigos, ni siquiera a ellos mismos. La desorientación es constante, pierden el habla, dejan de andar y requieren de otra persona para manejarse. 

Una mujer enferma de Alzheimer
Para detectar a tiempo la enfermedad y retrasar el deterioro cerebral es importante saber cuáles son las primeras señales del Alzheimer. Tales como olvidar la información recién aprendida (fechas o eventos importantes), dificultad en planificar o resolver problemas, desempeñar tareas habituales, desorientación en tiempo y lugar, seguir una conversación, colocación de objetos fuera de lugar o cambios en el humor o la personalidad (irritabilidad, confusión, apatía...). 

Si la detección precoz es fundamental, lo es más la prevención. Para esquivar este trastorno es recomendable ejercitar la memoria y la función intelectual. Cuantos más años de formación, más tarde pueden aparecer sus efectos. La hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, la falta de ejercicio físico o el tabaquismo pueden afectar al sistema cognitivo. Al igual que la depresión, que favorece la aparición del Alzheimer. 

El cariño y el amor, claves para sobrellevarlo
Según publicó la revista especializada Science Translational Medicine, la cura está cada vez más cerca. Eso sí, la investigación se encuentra todavía en una fase muy temprana. Se trata de la técnica de ultrasonido que restaura la memoria. 

Sin embargo, a día de hoy, tan solo hay fármacos que retrasan la enfermedad. Yo la conozco bien, esa que ha borrado paulatinamente la memoria de mi abuela. Pero oye, ve, huele, prueba y siente como todos, y da besos como ninguna. Ahora su voz es la nuestra, necesita sentirse querida, siempre lo ha estado. 
Destacar también la encomiable labor de todos y cada uno de los cuidadores, esos que recuerdan por dos y lo dan todo sin pedir nada a cambio. Les ofrecen su tiempo, su compañía y su amor infinito. No nos olvidemos de aquellos que olvidan sin querer y pongámosles música, les devuelve sus recuerdos. 


Yo también he puesto mi corazón por el Alzheimer. Anímate y deja tu comentario en http://www.pontucorazonporelalzheimer.com/ ¡No te olvides!

Página web de 'Pon tu corazón por el Alzheimer'

Comentarios

  1. Gracias por recordarnos y hacernos partícipes de tus investigaciónes.....tu abuela esta a buen seguro muy orgullosa de ti, por ser tan cercano y cariñoso, no cambies nunca!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Como hija de una madre que murió con Alzeimer el relato me ha llegado al corazón, gracias por recordarnos este día con esa sensibilidad que trasciende tu relato, me ha conmovido, sigue así, poniendo el corazón enlo que haces, tu abuela seguro que de alguna manera se siente orgullosa de ti, tus padres me consta que la están, ánimo

    ResponderEliminar
  3. Precioso artículo, Iker.
    Si las personas con Alzheimer han olvidado a sus seres queridos, seguro que nosotros no olvidamos todo lo que ellas antes nos quisieron, sólo por eso se merecen ahora nuestro cariño de todo corazón.
    Muchos besos
    Mayte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, no nos olvidemos de las personas que, sin quererlo, ya no nos recuerdan y que tanto nos quisieron. Gracias por tus comentarios, Mayte. ¡Un beso grande!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte