Ir al contenido principal

Nuestro mejor embajador

No atraviesa uno de sus mejores momentos deportivos, pero Rafa Nadal es y seguirá siendo el mejor tenista español de la historia y el mejor de todos los tiempos en pistas de tierra batida, y todo ello gracias a su autoconfianza y fortaleza mental. 2004 supuso el despegar del tenista balear y en 2005 saltó a la élite del tenis mundial. Ese mismo año ganó su primer Masters Series en Montecarlo, pero no fue el único. Y es que también ganó los Masters Series de Roma y Madrid y su primer Roland Garros a los 19 años.

Con esfuerzo y pasión lo ha ganado casi todo. 14 Grand Slams (nueve Roland Garros, dos Wimbledon y dos competiciones individuales del Abierto de Estados Unidos), sin olvidarnos de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Pero ahí no queda la cosa. El de manacor es el tenista español con el mayor número de títulos individuales, 67. Además, ha sido el español que más semanas ha estado como número uno del ranking mundial de la ATP y el séptimo de la historia, con 141 semanas.

Rafa Nadal 
Lo cierto es que no está siendo su mejor año profesional y esta temporada tan solo ha ganado tres títulos, los de Buenos Aires, Stuttgart y Hamburgo, pocos para lo que nos tiene mal acostumbrados. Muchos aseguran que Nadal juega con el físico y que ya no es tan veloz como antes. Hoy es lento y llega tarde a los tiros, los golpes del rival le sorprenden, es un Nadal a cámara lenta. Pero el balear no está acabado, necesita encontrar respuestas con urgencia. Es consciente de que esto tiene una fecha de caducidad, le encanta la competición y lo que le rodea, pero sabe que tiene otras cosas para ser feliz. 

Nadal en una de sus victorias
Lamentablemente su carrera deportiva acumula tantas victorias como lesiones. En 2003 ya sufrió una fisura en el codo derecho durante un entrenamiento en Manacor. En 2004 una fisura de escafoides en el pie izquierdo en el torneo de Estoril. Durante 2005 y 2006 sufrió inflamaciones en el pie izquierdo y en 2007 calambres en el brazo izquierdo y mareos. Un año después, una tendinitis y en 2010 una lesión de rodilla. En 2013 regresó y ganó diez torneos, pero 2014 fue un año marcado por las lesiones. El español se lesionó la muñeca y tuvo que operarse de apendicitis. A pesar de las lesiones, el mallorquín fue capaz de hacerse con un Grand Slam (Roland Garros), un Masters 1000 (Madrid), un Open 500 (Río) y un 250 (Doha). 

Más allá de las lesiones, Nadal se crece ante las dificultades y es capaz de soportar un gran nivel de dolor físico. A pesar de la fama, los flashes y los focos, su familia y amigos le mantienen con los pies en la tierra. Es una persona sencilla, humilde y optimista, convencido de que volverá a Roland Garros para ganarlo.

Su famosa mordida tras ganar Roland Garros
Pero su mayor logro no está en las pistas de tenis, sino en su Fundación, cuyo proyecto ayuda a niños y adolescentes socialmente desfavorecidos que corren el riesgo de quedar excluidos de la sociedad. Actualmente los programas educativos de la Fundación Rafa Nadal se desarrollan en India y en España y cualquiera puede colaborar desde su página web. 

El tenista con su Fundación en la India
A la vista está que el mejor tenista español de la historia no solo participa en prestigiosas campañas de ropa interior, es nuestro embajador número uno, marca España y un ejemplo a seguir. Por eso ha recibido numerosas distinciones como el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en 2008. No os quepa la menor duda de que volverá a jugar al mismo nivel que en los últimos años, aún nos queda Rafa para rato.

Nadal en pleno partido 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte

El Club de Malasmadres

No pueden ni quieren ser madres como las de antes y reivindican olvidarse de sus hijos de vez en cuando para salir, ver a sus amigas, irse de viaje o echarse la siesta. 
El Club de Malasmadres comenzó siendo un blog personal y con el tiempo se ha convertido en una gran red de madres que se definen como "mujer con mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, con ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento". 
Laura Baena, su fundadora, sintió la necesidad de compartir su visión maternal, esa que reivindica un nuevo modelo social de madre que rompe estereotipos.
En pocos años el Club de Malasmadres se ha convertido en altavoz de una generación. Su lucha común: la conciliación. 
Ser mala madre es no anteponer el cuidado de los hijos a cualquier otra cosa, es poder elegir y compatibilizar en lo posible. A las malas madres se les queman las croquetas y no recogen a sus hijos del colegio a tiempo. Son madres que luchan por no perder su identidad como mujer y se r…