Ir al contenido principal

País de gilipollas

Escribo esto con tristeza, desde la impotencia y la incomprensión. No termino de creerme los resultados de las últimas elecciones generales. Estoy enfadado, disgustado. Vivimos en un país de gilipollas que vota a ladrones. ¿No leen la prensa? ¿No han escuchado hablar de la Púnica, la Gürtel y las 'black'? ¿De Bárcenas o Panamá? ¿Dónde coño vive esta gente? 

Se ve que nos gusta que nos azoten y nos aprieten el cinturón hasta hacernos sacar la lengua. Porque, ¿a quién votar si no? ¿A la izquierda más radical, que promete cambiar y mejorar la situación actual? Nada de eso. No son más que extremistas antisistema. ¡Que nos sigan robando los mismos sinvergüenzas sin escrúpulos! 

Rajoy, Cospedal y Cifuentes celebrando los resultados
Resulta incomprensible apoyar a un partido que ha logrado lo imposible: el mayor número de escándalos por corrupción. Ni la imputación de todo el Partido Popular de Valencia, ni las grabaciones que comprometen al Ministro del Interior en funciones por conspirar contra políticos catalanes han frenado a los 'marianers'. Ellos son muy españoles y mucho españoles. 

La realidad es que la recuperación de la que habla Mariano es innegable. Cuatro millones y medio de parados, 35 alumnos por clase, miles de personas dependientes sin ayudas y 2,3 millones de españoles buscándose la vida en el extranjero porque aquí, señoras y señores, no hay un triste trabajo. Menos aún indefinido y bien remunerado. ¿Es esta la recuperación de la que habla "el hombre de los sobres"? 

Soraya Sáenz de Santamaría en el cierre de campaña del PP
Lo cierto es que los mayores de 60 votan más y prefieren los partidos tradicionales a los emergentes. Todo sea por conservar o garantizar sus pensiones. El futuro de sus hijos y nietos les importa un pimiento. 

No hubo remontada socialista, tampoco el esperado 'sorpasso' de Unidos Podemos al PSOE y Ciudadanos seguirá creciendo, según Albert, pero pierde ocho escaños. 

La estrategia del miedo le funcionó al señor Rajoy y el inmovilismo convenció al 32,93% de los españoles este domingo. Si bien este 26J se cometieron una serie de irregularidades. Muchos se quedaron sin votar en el extranjero, hubo "acarreo de votos" en las urnas, compra de votos a cambio de bolsas con alimentos y alteración en los resultados del escrutinio. Lo importante es ganar de cualquier manera. 

Resultados elecciones generales 2016
Por cierto, ¿quién se encarga de las empresas demoscópicas? Todas se han puesto de acuerdo en mentir. Yo sigo sin creérmelo, y eso que en Euskadi y Cataluña ha ganado Unidos Podemos. Luego nos llaman antiespañoles y de la ETA, pero aquí se vota con cabeza pensando en nuestro bien y en el de los demás. 

El cambio llegará tarde o temprano. Si hay un idiota-ladrón-mentiroso en el poder es porque quienes lo eligieron están más que bien representados.


Comentarios

  1. No sé si llegará el cambio algún día porque con esta cuadrilla de analfabetos nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco me acabo de creer los resultados de estas elecciones. Como decía ayer un comentarista de la cadena SER, sólo han faltado un par de casos más de corrupción para q hubieran conseguido la mayoría absoluta. Siguen premiando a los corruptos. ¡Como se estarán riendo de todos!
    El caso es que vemos cómo están por ejemplo en Venezuela y nos preguntamos cómo es posible que haya gente que siga votando y creyendo en Maduro si esta llevando el país al caos, pero por lo que veo, en nuestra España, pasa lo mismo, votamos a los corruptos y mentirosos y no damos opción a que otros intenten sacarnos de esta crisis.
    En fin, sigo sin entenderlo ... y tampoco entiendo eso de que el pueblo nunca se equivoca, ¿seguro? Pues yo creo que hemos metido la pata hasta el fondo, en fin solo nos queda confiar en los acuerdos a los que tienen que llegar ahora entre los partidos. Ya veremos cómo acaba esto...
    Mayte

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte